V

Parece que se burlan del experimentador. Tienen esos cuerpos en reposo aparente, encerrados en tubos al parecer herméticos. Pero tocan cualquier elemento de reacción, o aplican otra substancia y el hermetismo se desmiente, se les escapan; cambian de posición; se disocian de una molécula y forman otra y éstas también se disocian y forman inmediatamente otros núcleos que llaman átomos y éstos, continuadamente, forman otros átomos.

Atónito, el hombre experimentador, queda un instante perplejo y como chasqueado; pero su espíritu es misionero: sabe que aquellos movimientos son los que demuestran la vida; la transmutación eterna de las formas de la vida; y esos seres impalpables (que ya llaman electrones) son, por fuerza científica, los agentes de la Vida. Nosotros les decimos, que no es una verdad absoluta, aunque sí relativa. Y los mismos electrones, demostrando la verdad, nos confirman ante esos sabios; pues ven también, que un electrón, se ha dividido en 11.000.000 de partes, a los que ya llamarán corpúsculos. ¿Y por qué ese corpúsculo; no podrá subdividirse en otros 11.000.000 de partes? Y se divide y subdividirá ésta también y nunca se llegará a lo que ignorantemente han llamado "La nada" porque siempre habrá cuerpo y forma viva, que se escapará más fácilmente a la investigación científica pero no escapa a la comprensión Escien tífica... del Espíritu del hombre!!! Ya está dicho. El hombre-materia, es o puede ser "científico". El hombre-espíritu, es aunque él no quisiera "Escientífico". Y escientíficos son ya estos hombres, a los que hemos visto estudiando esos fugaces y juguetones electrones.

Tras de este punto, que cuando llegue a manos de algunos de estos buenos hermanos que hemos visitado ayer (sin pedirles permiso por cierto); cuando llegue ésto a sus manos, repito, van a tener una gran sorpresa y buena alegría. Pero detrás de este punto, ¿cómo se dudará del matrimonio eterno que nosotros pudimos descubrir, "Espiritismo y Electricidad?..."

Algunos de nuestros adherentes y buenos hermanos nos han escrito y nos dicen sobre nuestro lema "Siempre más allá" que: "Después de la obra del maestro, especialmente de el "Conócete a ti mismo" y "Profilaxis de la Vida", poco más allá se puede ir" ...; Hermanos queridos! Tan distante está nuestro "Siempre más allá", que aunque caminemos al paso de la luz, en la Eternidad, es decir, jamás llegaremos al fin de la sabiduría, del matrimonio del que todo procede en sus formas, Espiritismo Electricidad". ¡Y pensar y ver, esas pléyades de inconscientes, charlatanes y blasfemos, hombres, periódicos y bibliotecas de los sincréticos, y sobre todo, de esos avergonzantes estultos que se llaman espiritualistas y aún espiritistas!... pero que aún son apenas forma bruta del más pesado cinabrio y, ¡creen que vuelan! ¡Qué TRUCO bufo les hacen sus dominadores, que pertenecen a los dioses y... a los que manchan el sol... ¿Sóis capaces de encontrar toda esta interminable ciencia y Esciencia en este humilde "LIBRILLO" base de estudio de esta vuestra temida Escuela? ¿Por qué no será este "LIBRILLO" aquel que, Juan el apóstol dice en el Apocalipsis "que se lo comió y que era muy amargo?... Pero... Vamos a cortar aquí este punto V., que para confirmar el dicho de los taurómacos "no hay quinto malo" es bastante. Y tampoco nos acusará Moisés de faltar a su Quinto, "No matarás", puesto que hemos dado vida eterna y forma, hasta las subdivisiones de las divisiones del corpúsculo.