III

"El Magnetismo en su Origen", 'Método Supremo" no contiene una sola palabra que no sea científica, ni esté en desacuerdo con los más adelantados progresos de todas las ciencias positivas, habidas y por haber.

Seguramente, y así es ley que sea habrá siempre nuevas explicaciones; pero ellas todas, tendrán su raíz en una u otra de las leyes universales que "EI Magnetismo en su Origen" encierra, pues su fundamento es: "La Ley es Una; la Substancia Una", confesando convicto que "Uno es el principio: Uno es el fin" que quiere decir, "Vida eterna y continuada" regulada por la Electricidad, a la que llamé "Fuerza Omnipotente y Madre de todo lo Creado", que el mismo Creador no podría desmentir, sin desmentirse así mismo. ¿Qué más secretos y misterios podría deshacerles a los hombres?

Profundizando en lo que todos llamaron misterio, rompimos también el "Abstruso" y pudimos presentar un Matrimonio, el cual engendra, del cual nacen todas las cosas de la eterna Creación, que el Creador tiene en su eterno pensamiento; a cuyo matrimonio, Espiritismo y Electricidad, le dimos asiento indestructible en nuestro libro "El Espiritismo Estudiado" y no podrá ser, que ninguna ciencia, eternamente, pueda escapar, ni salirse de la universal red y regla de ese matrimonio, AB Y COETERNO con el Creador, base de todo. Pero que, por ese matrimonio "Espiritismo y Electricidad", el Creador, ya no es Abstracto, puesto que se puede presentir y se presiente.

Lo que falta es, capacidad de inteligencia para llegar hasta ese único misterio de su preexistencia, que, sumada la inteligencia de todos los Espíritus del infinito Universo, el Creador, suma un punto más.

Y no nos está prohibido sondarlo y aun Él nos incita y cada vez descubrimos un punto nuevo, pero... El, "Siempre más allá"; y sin embargo, El Espiritismo o Unidad de todos los Espíritus, hacen y rigen la eterna Creación, sin poder dejar de ser, lo que una vez fué, en la "Vida Eterna y Continuada". ¡Qué irrisoria resulta la vida de los dioses y qué infundado su poder falaz!... Tendamos sobre ellos un manto de olvido, por piedad, pero desterrémoslos de nuestro medio, con justicia y rigor.

Toda la grandeza de este punto, la envolvimos en nuestro "ESLABÓN" del "Método Supremo" y no ha sido letra muerta. Su fuerza magnética, inspiró a los hombres sincrónicos a emprender estudios antes dejados de lado, por causa de las teologías, a pesar que los iniciara el discípulo muy querido del austero Sócrates: Demócrito, en el "Atomismo"; de lo que vamos a entrar a un breve y conciso examen, para encaminar a esos hombres meritorios; pues, muchos, sin pensar ni llamarse espiritistas, cumplen alta misión en esos estudios, para confirmar científicamente que, "Todo es Magnetismo Espiritual".