LECCIÓN TERCERA. GRADOS ASCENSIONALES DEL DESARROLLO

Como estos grados los tenemos explicados en la lección 6° de la primera parte en la forma que se producen, aquí sólo tengo que indicar la parte mecánica para dirigir con seguridades al discípulo, en el triunfo de sus trabajos.

En las dos precedentes lecciones, están también el verdadero camino ascensional; y puesto ya, al final del 1 ° y 2° grados, que repetiréis todo lo necesario hasta iniciar el:

GRADO TERCERO. SUEÑO TELEPÁTICO

En este grado es donde has de intensificar tu potencia, porque estás (lo diré así) dando el grado de Bachiller a tu educando, y sabes que el bachillerato es para la elección de carrera, en la que no debes equivocarte.

No debes tener formulismos empíricos, pues éstos, si son de provecho para unos, para otros son insuficientes y aún cómicos para algunos.

No abuses tampoco, de las frases impositivas: "Yo quiero", "Yo mando", "Yo ordeno", porque esto, en muchos casos, causa la rebelación y aún la desobediencia en la mayoría de los principiantes, porque nadie quiere ser esclavo, ni tenéis derecho a hacerlo; pero todos obedecen a la razón de Justicia.

Una fórmula exhortativa, la aceptan todos y se someten sin vacilación y podéis usar ésta o semejante.

Hermano (o hermana) (decir su nombre y apellido), no... quie... ro... que... creas... que..., te... impon... go... es... cla... vi... tud. Tú... y... yo... no... so... mos... di... fe... ren... tes... So... mos... dos... gra... dos... de... la... ley... su... pre... ma... que... nos... do... mi... na... a... todos... Yo... soy... dis... cí... pu... lo... de... un... ma... es... tro... al... que... obe... dez... co... Tú... eres... mi... dis... cí... pu... lo... y... en... li... ber... tad... de... bes... obe... de... cer... me... pa... ra... tu... bi... en... y... así... tú... se... rás... obe . . . de... cido... lle... gan... do... a ser... ma... es... tro... Con... tés... ta... me... pues... a... es... ta... pre... gun... ta... Yo... (aquí tu nombre y apellido) tu... ma... es... tro... por... ley... so... lo... quie... ro... tu... bien... y... el... de... to... dos... nues... tros... her... ma... nos... ¿me... pro... me... tes... obe... dien... cia... ? Procúrense que pronuncie bien claro. Si no pudiese, porque aún no se hubiera suelto las cuerdas bucales, procúrese ayudarle cortándole fluídos de la garganta y en último término, hacerle prometer por movimientos.

Si por casualidad negase obediencia, no os inmutéis; pero ha llegado el momento de una imposición fuerte, enérgica y sin vuelta, por ley de Justicia y le dirás:

Fulano (nombre y apellido) no... ten... go... en... cuen... ta... tu... ne... ga... ti... va... No... es... tu... ya... no... pue... de... ser... tu... ya... por... que... ves... que... me... has... obe... de... ci... do... ya... en... el... tran... ce... por... cu... ya... obe... dien... cia... es... tás... ba... jo... mi... po... der... en... ley... y... por... es... ta... ley... que... ni... tú... ni... yo... po... de... mos... elu... dir... Te... man... do... te... or... de... no... que... me... obe... dez... cas... y... al... efecto... (aquí con imperio) al... des... per... tar... ha... rás... (tal cosa) aquí señalar lo que debe hacer, por ejemplo, que os sirva un vaso de agua, o bien que a tal hora, vaya a vuestra casa o que escriba una tarjeta a vuestro domicilio, etc., etc., pero imponerle irresistiblemente que te obedecerá, en la educación de la voluntad así: No... pue... des... des... obe... de... cer... me... es... tas... ba... jo... mi... poder... yo... te... a... yu... do... pe... ro... ma... ña... na... (o el día que señales para nueva lección) sol... ta... rás... tu... len... gua... y... me... con... tes... ta... rás... Pa... ra... lo... que... te... mues... tro... mi... luz (exteriorízate en potencia) por... la... que... ves... que... te... pro... te... jo... y... com... pren... des... mi... au... to... ri... dad.

Es el momento de hacerle ver tu luz, debes querer que en tu doble vea tu figura y ten seguro, que entonces querrá prometer obediencia, pero tú no admitirás en ese momento, para dejarlo con un algo de remordimiento, con lo que cumplirá lo ordenado y por el dolor que le causará te prometerá en la sesión siguiente con verdad. Ahora, ordénale recordar tus órdenes y cumplirlas y conservar memoria de la luz que ha visto y despertarle con la siguiente regla general.

Sugestivamente le dices "despierta"... y le soplarás a la frente y al tronco de la nariz con tres soplos fríos.

Excepción por si alguno es difícil al despertar

Puede suceder, que por influencias extrañas no pudiera despertar pronto (esto es una semiposesión); entonces corta por todo los fluídos y toma un pañuelo mojado y con las puntas, darle en la frente y las mejillas, mientras soplas muy suave y frío también; puedes dar a oler, éter, o vinagre fuerte.

En los casos más recalcitrantes, me ha bastado ese medio, aún en posesiones terribles de médiums poseídos por ciegos perseguidores, que juraban mi muerte y exterminio en su ceguera. Esos son los genios que os han pintado, que los podéis barrer en su impotencia; pero jamás perdáis la serenidad.