PARTE SEGUNDA
MODUS OPERANDI DEL MÉTODO SUPREMO

REGLA GENERAL Y ÚNICA

¿Llegaste aquí discípulo amado? Yo te saludo: bien venido seas. ¿No te asusta la escarpada pendiente? Mide bien tus pasos, pulsa bien tus fuerzas, asegura bien tu alcayata, la Razón y no dejes el camino inequívoco que te enseñé y te dejé iluminado. Si resbalas, si tropiezas... si caes, todo será por tu cuenta, pero no te arredres.

Si caes rendido, propio es del trabajo y de la lucha; mientras no resbales, tropieces o caigas vencido por tu ignorancia, no temas; levántate con fuerza, pero llama, que serás contestado; pide ayuda, que la recibirás.

La regla general y única, que te doy, para este, "Método Supremo en el arte de magnetizar es, que debes suprimir los pases y demás comicidades, pues te ha de bastar tu voluntad firme y serena, una vez que conseguirás en muy breves lecciones, dominar en ley por tus facultades a tus discípulos u operados.

Por tanto, mi método, infalible en 990 casos de cada mil, es cerrar el circuito de tus corrientes magnéticas con las del discípulo u operado y al efecto observarás fielmente, la sabiduría de la parte primera, mientras operas por las lecciones siguientes.