GRADO QUINTO TELEPATÍA CONSCIENTE A DISTANCIA

Este grado es ya muy elevado y digno de apreciar por los amantes del bien humano y el bien común, lo que no quita que lo podáis aprovechar en vuestro bien.

Una vez que tenéis la seguridad de la bondad del instrumento (por su virtud y pasividad) y lo habéis puesto en relación con vuestra potencia y con la solidaridad de la cosmogonía, podéis señalarle una hora fija todos los días al sonámbulo, para que se eleve y transmita su pensamiento a vos, o tal o cual persona de significación o mando, inspirándole un hecho beneficioso y ser constante hasta que lo ejecute y llevaréis nota del día en que se empezó la telepatía sugestiva, hasta que se halla realizado lo sugerido y será vuestro mejor galardón, la satisfacción del bien conseguido.

Lo mismo puede ordenarse la auscultación de una enfermedad, la venida de una persona y el conocimiento de los movimientos populares en general, para lo cual se le ordena al sonámbulo, que sea bien consciente y reclame la solidaridad, la clarividencia necesaria y tendréis vuestras entrevistas diarias al efecto de recibir en estado natural del sonámbulo, los avisos que os guardará, los que no podrá descubrir más que a vosotros sólo; entonces, ordenarle olvidarlo y si es necesario, que cuando no podéis acudir vosotros, (sabiendo que no originaréis perjuicio al instrumento), hacerlo llegar a vuestro lado, porque es necesario que esté siempre obediente, sin ser esclavo y debéis tener con él, la más alta consideración prestarle una vida halagüeña, manteniéndolo en una digna humildad, pero sin servilismo, para que no se hiera en su dignidad y se rebele perdiendo su misión de progreso, de lo que serías culpable.