EL HOMBRE ES LA VERDADERA DINAMO

A la construcción de una Dínamo, concurren todos los elementos de los tres Reinos de la Naturaleza; y por añadidura, todas las ciencias Físico-químicas y naturales, completándolo todo, la Razón.

El hombre es la verdadera Dínamo demostradora de la vida universal y sólo la demuestra cuando es hombre en verdad; cuando la razón domina todas sus acciones; y antes no será hombre, aunque gaste barba o sus cabellos, estén plateados por los años.

Puede ser que sea una pila eléctrica; pero la pila, sólo sirve para cosas muy pequeñas de estudio y es una ínfima fuente potencial. Esto es nada más cada hombre, antes de obrar con plena razón.

Para que el hombre, sea hombre, es necesario que sepa y comprenda su trinidad, poniendo en cada entidad en su escala correspondiente, así: espíritu, polo positivo; alma, resistencia o neutral: cuerpo, polo negativo que debe estar regulado matemáticamente por el alma, la que estando como resistencia bien equilibrada, transmite del polo positivo espíritu, la fuerza de voluntad justa, al producto requerido de esa inteligencia trinitaria, y esa justicia es, la razón.

Ahora ya, la Dínamo es representativa del Magnetismo terrestre, por el equilibrio entre su magnetismo remanente y demuestra la vida terrestre.

El hombre es representativo del Creador su Padre y lo demuestra en el equilibrio de su trinidad, en su razón, con lo que demuestra la vida universal rigiendo el polo negativo, con el númen de la sabiduría; para lo cual ha de estar por fuerza en conexión con la fuente y principio de la vida; pero esto pertenece sólo al espíritu y no al cuerpo, ni aún al alma, sino por concomitancia; por maridaje irrompible con su Señor Espíritu.

En estas alturas el hombre, la ignorancia lo llamó "súper-hombre"; y sin embargo, no hay superhombre (aunque lo diga Nietzche) porque nada hay sobre el hombre, más que el Creador su Padre, al que tenemos que comprenderlo en sus leyes inmutables, reservándonos sólo, el secreto impenetrable de su Ser sin Ser; pero llegando a saber que, el espíritu del hombre es el único creador de todas las cosas del Universo, que por sus formas de mundos y hombres, demuestran la vida.

Es por esto el espíritu del hombre, la "voluntad ejecutora del Creador" y el Eter (única sustancia), "el eterno pensamiento del Creador", para la creación Eterna y continuada. Bendecid al Padre, amados discípulos, de que se os descubra en este "Método Supremo, la suprema verdad" que no cambiará, aunque cambie el hombre de ignorante en sabio.

Sin entender bien en tu razón esta suprema lección, no pases adelante, porque harás solo obras desequilibradas: mas si penetras y te haces razón en ella ya todo lo tienes ganado y tú triunfarás en todo, porque te habrás hecho maestro; ya sólo necesitarás estudiar lo que sigue, para hacerte el hombre de respeto, por tu sabiduría.