LECCIÓN SEGUNDA
MAGNETISMO ANIMAL

No es éste diferente del Magnetismo Universal que debemos en verdad denominar "Magnetismo Espiritual".

Como gran cosa, han dicho los tratantes de Magnetismo, que se conocía éste 2.500 ó 3.000 años antes de Cristo; y ni saben lo que es Cristo ni quien lo fundó; y lo probable es que crean que el mundo empezó en Adán y Eva.

Pero no es aquí del caso todo esto; ya está hecho como merece y es, por lo que aquí solo le digo al discípulo, que le cuente a la tierra 123 millones de siglos,; al satélite, 55 millones de siglos; y al hombre en la tierra, 45 millones de siglos; y te es necesario saberlo porque sin lo cual, no puedes darte cuenta de cómo has adquirido tu mucho o poco poder Magnético, que sólo ha sido a fuerza de vidas, a fuerza de trabajos, cayendo y levantándote, viviendo en este Mundo tierra (como hombre o como mujer porque así es la ley de la vida) más de 50.000 veces, pero que ya, al entrar en la tierra, ascendías de tres mundos inferiores y de todos ellos traías fuerzas que has sumado a las que aquí has ganado y todas las llevarás un día a mundo mayor; cuando los Espíritus (siendo hombres o mujeres todas la veces necesarias para ello) hayan extraído a la tierra todas las fuerzas y las tengan nuestros Espíritus en Sabiduría, que se muestra en Potencia y Luz. Es, pues, el Magnetismo Animal el mismo y único Magnetismo Espiritual, animalizado en la materia del cuerpo del hombre en el que, el Magnetismo se manifiesta por potencia y facultades, según el grado de sabiduría del Espíritu que anima su cuerpo.