MÉTODO SUPREMO
Origen del Magnetismo

CUARTA EDICIÓN
(FOTOGRABADA)

ALOCUCIÓN

Si a la TERCERA llegaste con gloria "Método Supremo", a la CUARTA entras con los laureles de honor, con las palmas de tres victorias y con corona de Roble, que es la fortaleza del invencible. Has convencido a los hombres

de que: "Todo es magnetismo espiritual",
porque: "Uno es el principio y uno es el fin";
por lo que: "La leyes una y la substancia una"
y sabe que: "El Mundo todo es comunizado",
porque: "El universo está solidarizado".

¿Cómo no habías de triunfar, hijo mío, en la forma, pero hijo del Universo solidarizado del que te dije y te dí en dote inmortal; en dote eterna, la fuerza del universo del que:

TODO ES MAGNETISMO ESPIRITUAL?

Ya, los hombres, por tí, han perdido el miedo que las religiones les ponían y hasta los códigos perseguían a los magnetizadores: pero, entre el miedo y la condenación de las religiones al magnetismo y sus cultores laicos, y la persecución de los códigos, hay la diferencia, de lo moral a lo amoral. El código que establece penas para el embaucador que COHECHA por el magnetismo, persigue el bien y defiende a los buenos, pero ignorantes en esta ciencia tan delicada, tan grande como el más alto progreso y tan potente como "El universo solidarizado"; mientras la persecución y la condenación de la religiones, persigue un fin inconfesable, porque son sus sacerdotes los que sólo quisieron usar, usaron y aún usan el magnetismo con el que dominaron por la unión de la fuerza de sus creyentes y les convenía mantenerlos en la ignorancia del poder del magnetismo; pues, en cuanto los hombres laicos lo desarrollaran, las religiones se verían acusadas y deshechas, como hoy se ven. Persiguieron y por sus perseguidos, son perseguidos. "La ley es una".

El magnetismo, como todas las fuerzas universales, de las que el Magnetismo-psíquico-espiritual es el más; pero que obedece también, por esa misma ley del más, al mayor valor que las colectividades reunan en un solo punto o pensamiento, de lo que el "Método Supremo" da las lecciones necesarias para que, quienes para el bien y adelanto del progreso espiritual y material también lo practiquen, siempre triunfarán por que el progreso y el bien, es siempre el más: el invencible; porque evoca al "Universo solidarizado" y le responde el "Mundo todo comunizado". ¿ Quienes querrán vencer esas fuerzas?...

No sólo amenguó y ya casi anuló aquel omnímodo poder magnético de un irracional y mal poder de las religiones y otros credos espiritualistas, el "Método Supremo": También arrinconó los métodos del magnetismo animal de muchos autores, que bajo las normas religiosas y por lo tanto amorales y en general lascivas, y a sus cultores vividores por el embaucamiento, bajo el pomposo nombre de "Hipnotismo", los corrió de los teatros y salones a tantos como de ello, es decir, del engaño vivían, porque desde la primera Edición, en esas reuniones, no faltaba algún estudiante del "Método Supremo" que les descubriera la superchería, de lo que podríamos hacer una larga lista de los corridos.

También, el "Método Supremo", ha hecho el oficio y funciones de una potente draga que abrió canales en las conciencias, para que los grandes barcos; nuestros libros; pudieran penetrar y penetraron en las dársenas; en las almas de los hombres, y descargaron los víveres del espíritu, en filosofía y luz de que estaban necesitados, probándose en los continuos agotamientos de sus ediciones. Es que, repito, las lecciones del "Método Supremo" , evocan la fuerza total del "Universo solidarizado" y su luz, su progreso, su libertad, su fraternidad, su justicia, la recibe "El Mundo todo comunizado", lo que significa y que prueba que, "Todo es Magnetismo Espiritual".

Retroceda ya, pues, la perversidad. Cedan; cedan de grado o por la fuerza de la justicia, por la ley del más, todos los ritos, todas las formas y normas de las supremacías erróneas, de las autocracias, plutocracias y teocracias religiosas y pseudo religiosas, pues, "El Método Supremo" en justa ley, en pleno y eterno derecho, en la hora señalada por el único poder, el eterno vibrante magnético ¡ELOI!... Descubre su raíz y naturaleza, anula los errores y pone en su trono, para siempre, LA VERDAD.

Esto es lo último que tenía que darte ¡hijo mío!... "METODO SUPREMO"... que como Draga poderosa has roto rocas y arrecifes en las conciencias: "Espada flamígera", que como fuera dicho, has muerto las bestias horribles que con su terror obligaron a los espíritus a esconderse, convirtiendo sus cuerpos y sus almas en "sepulcros blanqueados", llenándose de reptiles y, ya se rompieron los goznes de sus puertas y tu flamígera luz, iluminó todos sus rincones. ¡Gracias "Universo solidarizado"!... Mas continuar uniendo vuestra fuerza a nuestra fuerza por lo poco que falta a que conteste "El mundo todo comunizado"; pues el final de la batalla es feroz y hay muchos que en su despertar se encuentran debilitados y necesitan de vuestra fuerte vibración magnética, en la que reciben la de nuestro Padre ELOI.

Esto es lo último que te doy para tu CUARTA EDICIÓN y para las sucesivas de siempre, y ya, para las generaciones, quedas FOTOGRABADO en tu totalidad y nadie podrá mistificarte. Ya vas, pues, a tu cuarta victoria, fotograbado, que significa ponerte la coraza invulnerable, como invulnerable es el magnetismo espiritual del que, eres "Método Supremo" del Supremo poder del universo.

Sírvate esta alocución de antífona, premisa, prefacio y prólogo, para siempre.

JOAQUÍN TRINCADO

En la Cátedra Central.

Diciembre 3 y 4 de 1934 aniversario de la desencarnación de Xavier y del natalicio de Jesús. Día 14, mes 3, año 24 N.E.

Buenos Aires, Argentina.