CAPÍTULO XI
La psicología en Alemania

PÁRRAFO 1°
PSICOLOGÍA FRENOLÓGICA
Punto primero

Facultad de conocer y experimentar los impulsos.

Gall y Spurzein, autorizados médicos alemanes, estudian de las acciones del alma, en la que reconocen que, ésta "Es susceptible de adquirir conocimientos y experimentar impulsos, cuyas facultades le son innatas".

Luego si es capaz de "adquirir" no es del alma lo adquirido, aunque sea depositaria de ello. ¿De quién es, pues?... Ellos no lo dicen, pero lo tenemos que decir nosotros, del espíritu: y no decimos de Dios, porque tenemos ya el deber de poner cada cosa en su punto y grado, aunque sea a costa de la muerte de las religiones que es el fin de la misión del espíritu, por mandato indeclinable del Creador su Padre.

Punto segundo

“Las facultades del alma o aptitudes se manifiestan por medio de órganos encerrados en la cabeza”, dicen Gall y Spurzhein. Y entonces, ¿Porqué sentimos con el corazón, lo mismo el placer que el dolor? En el foco de luz, no vemos más que los efectos; la causa está en otra parte, y en el hombre, está esa causa, en su todo.

Punto tercero.

“El tamaño del cerebro (siendo normales sus demás elementos materiales) da la medida positiva de su fuerza de manifestación mental”. Esto no es un gravísimo error, sino una blasfemia ¿porqué del trabajo mental se agobia todo el cuerpo en todos sus sistemas? Sabemos que todo se corresponde; pero no es el tamaño del cerebro la causa de la mentalidad, aunque sea el reflector y la dínamo encargada de remitir las corrientes ideales, transformadas en pensamientos, que las manos lo hacen obra demostrativa. ¿No han llamado mente al alma?, ¿y no está el alma en las uñas, lo mismo que en el cerebro?

Punto cuarto

"Toda facultad tiene su mímica, su fisonomía, su gesto, su expresión externa, como su lenguaje natural y universal", lo cual es lógico y no hay que argumentarlo. Pero digo que, más deficiente ni más equivocada no puede ser esta Psicología Frenológica: lo que nos explica, que en general, no curan a los llamados locos, que no son tales, sino desviados, por estas desviaciones científicas, que es la única locura que puede haber.

PÁRRAFO 2°
PSICOLOGÍA MATERIALISTA

Santiago Moleschott, idea un materialismo científico en su libro "La circulación de la vida” que atrae a los hombres de la ciencia por una veintena de años, pero abre camino a los Biólogos y pone en discusión a los Naturalistas: pero aun cuando veamos que si cesa la circulación de la sangre, cesa también la vida del cuerpo, no cesa por eso la vida, sino que se disgrega aquel conjunto de células y fluídos que componían aquella máquina que demostraba la vida.

Pero tuvo el buen éxito de congregar a los hombres al estudio anatómico; y los naturalistas reunidos en Gottinga, en 1854, sostuvieron las más variadas controversias que vigorizarían los conocimientos humanos.

R. Wagner, el fisiólogo, sostiene allí, que: "No existe razón ni ley Fisiológicas, que nieguen la existencia y la inmaterialidad del alma humana".

Carlos Vogt, fisiólogo también, en contra, sostiene: "Las llamadas facultades Psíquicas, no son sino funciones Fisiológicas: y que el cerebro secreta ideas lo mismo que el hígado secreta bilis". Y aunque los dos buscan su apoyo en la razón, ninguno de los dos entra en la razón.

El alma es materia, quintaesencial si queréis, pero materia al fin; la Psiquis no es del alma, aunque se manifieste en el alma. El cerebro no secreta ideas que no puede tener suyas, aunque las refleje, pues las recibe del espíritu, único que puede y sabe idear. Y el hígado si secreta bilis, es porque hace el oficio mecánico del filtro justamente.

En suma, que esas discusiones han hecho mucha luz, aun las sistemáticas de Luis Büchner, que con las teorías de Gall, el empirismo Psíquico de Herbart y el transformismo de Darwin, dieron la batida más cruel y despiadada a la religión: ése era el propósito de sus mismos espíritus, ordenados por la ley inflexible y lo cumplieron. ¿Qué importa que lo negaran si hacían su obra?

Como en nuestro libro "El primer rayo de luz" están juzgados los hombres de las ciencias y de la religión y la ciencia, donde se encuentran otros Fisiólogos como Bois-Reymond, allí os remitimos para más ilustraros, pues para saber hacer juicios, os dejo bastante expuesto.

PÁRRAFO 3°
PSICOLOGÍA HISTÓRICA

Teniendo presente todo lo historiado hasta aquí en estos cursos austeros, donde por su propia ley, cada caso nos demuestra su Psicología, podéis formar la historia más acabada y rica hasta el presente de la Psicología Universal, brotada de su naturalidad, pero sin un orden científico; lo que llegaría en su hora a la que hemos llegado en lucha abierta, ganando el derecho de nuestra libertad, milímetro a milímetro.

Ahora, pues, ordenamos bajo una escala científica, que señala los límites de cada acción Psicológica, pero que enlaza un límite con el inmediato, hasta llegar a la raíz en nuestro espíritu, individualmente: pero como se hace universal por la razón común y solitaria de todos los espíritus, colegimos, deducimos y comprendemos que, la raíz es única en el padre común de los espíritus.

Damos, pues, por comprendida la Psicología universal metafísica y vamos a legislarla físicamente, para así poder determinar el valor Psicológico de cada acción de la vida.

1°) Sin menoscabar a los antiguos, pongamos a Haeckel, como cabeza del transformismo científico, ya que vemos que lo siguen Fechner y Geriand, en acuerdo con las doctrinas Darwinianas, pero ante los puntos fuertes de "La estabilidad del tipo genérico de la humanidad", diferenciaciones y variabilidades correlativas, según las leyes evolutivas y hereditarias".

2°) Con estos conocimientos, Vogt y Virchow buscan la explicación de los fenómenos Psicológicos en el estudio del medio físico que tuvo como ambiente el hombre primitivo.

3°) Por el etnicismo, buscan Lazarus y Steinthal dirigidos por Watz que a principios de la segunda mitad del siglo XIX, les ofrece su libro "Antropología de los pueblos en su estado natural".

Watz, en el estudio de las razas inferiores, establece que, el Etnicismo es a causa principal del suelo y Clima, siendo secundarias las emigraciones de otros pueblos y las religiones, llevadas por esas emigraciones.

Al Etnicismo también, contribuye poderosamente la clase de ocupaciones y un poco la alimentación.

Pero su régimen político, demostrará el conjunto del etnicismo de un pueblo, porque es efecto de causa.

Steinthal honda algo más: se detiene pacientemente en el estudio de las lenguas y llega a poner en conexión, la gramática, con la psicología.

Steinthal ha dado un paso maestro; pues es evidente que, el idioma unifica los espíritus, naciendo así primero un espíritu colectivo, sin el cual no podríamos formar la sociedad.

Steinthal se cerciora de que el lenguaje es el eslabón de la Psicología, relacionada con la historia, tanto por lo menos, como la Biología con la Zoología.

Lazarus, que ya encuentra conexiones fundamentales, en su libro "Vida del Alma", se dedica a la Anatomía, podríamos decir, del Etnicismo y concluye estableciendo la diferencia o distinción fundamental del espíritu del individuo, con el espíritu colectivo, a lo que llamó "Alma Popular".

Lazarus, demuestra su estudio, exponiendo las diferencias que se ven aun en los pueblos más civilizados el contraste que ofrece su Psicología individual, con la conducta nacional, lo que podéis comprobar en cada hecho histórico.

Estamos conformes hasta aquí y lo hemos (en su día) de presentar analíticamente en un libro esencial que hemos de intitular "Los cinco amores".

En suma, Lazarus, reasume su "Alma popular". Al lenguaje, la religión, la poesía popular, la escritura, el arte, las industrias y sobre todo el régimen doméstico.

PÁRRAFO 4°
PSICOLOGÍA NATURAL

Herbart, había hecho derivar la Psicología, de la Metafísica: con lo que no ha estado conforme Eduardo Beneke, el que en contra, quiere hacer derivar la Metafísica de la Psicología. No se puede derivar la una de la otra, sino que siempre la Psicología y la Metafísica, están en todo estudio y acción.

Pero Beneke quiere coordinar la Psicología natural y entiende, que puede explicarla y forma cuatro procesos como fundamento.

1°) "Posibilidad de reaccionar el alma, contra las existencias anteriores"; lo que no puede ser, porque sería necesario aceptar el retroceso, y esto, no lo permite el progreso.

2°) "Formación continua de nuevas propiedades primordiales en el alma"; lo que sí es cierto, porque en cada nueva existencia recibe nuevos valores.

3°) "Tendencia de los estados Psíquicos al Equilibrio"; lo que nos confirma el progreso y por lo tanto no cabe el retroceso.

4°) "Las formas semejantes internas y externas, tienden a formar combinaciones cada vez más estables"; lo que confirma la estrecha relación y aun la unidad Psíquico-Metafísica.

Beneke, recopila toda su Psicología así: "Las fuerzas o facultades del alma, se componen de los vestigios que dejan las excitaciones exteriores".

Si Beneke hubiera sentado este último principio con conocimiento de las leyes de electricidad, habría dicho una verdad Científico-Eléctrica, que confirmaría muchas otras verdades y especialmente la del Magnetismo remanente, que asienta a la ley de afinidad: en todas formas, el alma, todo lo que es y tiene, lo recibe de su mismo interior; pero ese interior es el espíritu que la individualizó: y también del exterior, desde que es impresionada por la inspiración de otros seres espirituales encarnados, o libres y también por las sensaciones de los otros reinos, en cualquiera de los objetos que concurren a la vida; todo lo cual deja su parte, lo que llamamos remanencia (1).

PÁRRAFO 5°
PSICOLOGÍA BIOLÓGICA

Lotze, reconoce la simplicidad de las substancias y su acción recíproca, bajo el dominio de las leyes que rigen a cada substancia; lo que quiere decir, que se complementan unas a otras.

Bajo ese conocimiento, Lotze, aborda la gran cuestión del examen de nuestros fenómenos conscientes, para formular, de su estudio, una teoría científica, que es lo que tiene de valor su estudio; pues la metafísica de las substancias, la debió ver en el atomismo de Demócrito.

Así, Lotze, pudo terminar que, "Los estímulos naturales, obedeciendo a leyes propias, originan en nuestros sentidos determinadas excitaciones más o menos persistentes en forma de signos locales, que en virtud de leyes Psicológicas, producen nuestros fenómenos conscientes".

No podemos admitir "fenómenos conscientes", porque, obrando con conocimiento, sintiendo lo que obramos, no puede ser fenómeno: el que existe sólo cuando lo producimos inconscientemente, o se produce ante nosotros sin participación aparente nuestra.

Digo aparentemente, porque raya en lo imposible que no tengamos parte en los fenómenos producidos ante nosotros aunque seamos inconscientes de su operación; pero que cuando los examinamos psíquica y espiritualmente, encontramos que aunque inconscientes coadyuvamos en la operación, bien con nuestro espíritu, bien con el alma, o prestándose nuestra materia porque tiene facultades Psico-Medianímicas.

A Lotze (2), le llevaron la controversia por "Los signos locales" por no estar conformes con el empirismo ni con el empirismo de "Los fenómenos elementales de nuestro ser Psicológico". Entre estos controversistas está Hering que alega: "Cada punto sensible, tiene la virtualidad de recibir y conservar un signo local" lo cual es verdad, pero no es más que lo que sostenemos de la remanencia.

Helmholtz al mismo propósito de controversia dice: "Los signos locales y las representaciones Psicológicas dependen del trabajo de asociación y hábito de nuestra actividad interior, que combina las excitaciones directas sobre el nervio sensible, con las que proceden de los nervios motores concurrentes". Lo que tiene el grave error de hacer primario lo secundario y demuestra Helmholtz, un ultra materialismo que no tiene consistencia.

Al efecto observa Ribot, que, "Ninguna de las dos teorías es exclusiva". Ribot está en lo justo, pues mientras los partidarios de las ideas innatas (pero atribuídas al alma) reconocen el papel de la experiencia, lo consideran secundario: y los partidarios del empirismo aunque no desconocen a la existencia de condiciones anatómicas y fisiológicas, que son innatas y preexistentes, las quieren explicar por las leyes biológicas de la herencia por lo cual, los empíricos, afirman que: "Las sensaciones son en nuestra conciencia, signos que interpreta nuestra inteligencia", y han tenido razón puesto que confirman la Psicología Biológica.

PÁRRAFO 6°
PSICO FÍSICA

Fechner, luego de un variado estudio que abarca todos los problemas fisiológicos, la Metafísica, la Moral, la Estética, la Evolución y la religión, idea su sistema de "Relaciones necesarias entre el mundo físico y el mundo Psíquico".

Los conocimientos de Fechner son grandes, pero aunque habla del espíritu, no alcanza a su análisis por lo que, en su conjunto, está en el verdadero camino de la sabiduría y puede formular la ley Psico-Física, pero no llena los artículos de la ley, aunque es lo bastante para iniciar en el camino con luz suficiente para no equivocarse en el estudio.

Fechner, ve el adelanto paralelo de las ciencias de la naturaleza y de las ciencias del espíritu y con un buen fin y justo deseo, quiso impulsar vigorosamente la relación recíproca entre las dos ciencias: o sea entre la naturaleza y el espíritu de lo que formó su ley Psico-física, así.

"La sensación crece, como el Logaritmo de la excitación". Lo cual es, entrar hasta la metafísica, en la medida y el cálculo.

Para esto, Fechner, aprovechó la ley de Weber: "Las sensaciones crecen en cantidades iguales, cuando las excitaciones crecen en cantidades relativamente iguales", de lo que Fechner, dedujo: 1°) Todos los mínimum de sensaciones son iguales, de modo que la percepción de un aumento de peso, de luz, de movimiento, etc., será siempre la misma, sea cual fuere el aumento de la excitación. Y, 2°) Que se percibe dicho aumento de sensación, siempre que el aumento de excitación, sea una parte alícuota y constante de la excitación total".

Aunque Hering, combatió la ley de Fechner, y quiso demostrar que no era exacta matemáticamente con la ley de Weber, no podemos tenerlo en cuenta ya que por una fracción infinitesimal, Hering ni ningún Matemático no logró cuadrar el círculo.

Pero la ley de Fechner síguese aplicando a las sensaciones visuales y auditivas que, sólo se modifican sin perder su base, en los estudios Metafísico Espiritistas, por que no admiten ni tienen círculo, sino que viven del Cubo, por que no es una ciencia, sino la sabiduría, que engendra las ciencias.

PÁRRAFO 7°
BIOLOGÍA FISIOLÓGICA

Entre los materialistas, la fisiología es punto fundamental de partida de los estudios Psíquicos: Nosotros creemos como Wundt, que es el medio.

Wundt, muy autorizado por cierto por su estudio y obras nos hace perceptibles en su metafísica algunos de los principios de Kant, como "La existencia del orden moral", de Schopenhauer, "La existencia de la energía Psíquica" y "Pluralidad de las energías", de Leibnitz.

Oponiéndose Wundt a muchas incredulidades y a no menos negaciones, distingue experimentalmente, "Los fenómenos Físicos de los Psíquicos": demostrando que los primeros, "Son regidos por las leyes de la equivalencia de las fuerzas; mientras que los Psíquicos, obedecen al aumento extenso e interno de la energía interior".

Este es un principio real, irresistible, comprendido en nuestro ejemplo del foco de luz y en nuestra ley del "Método Supremo", "El más domina al menos".

La Psicología Fisiológica de Wundt, tiene la buena base de estudiar las causas por los efectos: es decir, que estudia los hechos fisiológicos para entender los psicológicos; más claro, que no debemos observar lo interno, sino por los hechos externos, empleando como medios, la ciencia natural del espiritismo como medida.

Si nos sujetamos a esta regla, no nos es difícil comprender y denunciar genésicamente, lo más incomprensible por su complejidad, como son los sentimientos sociales y los religiosos de cada momento, siempre que tengamos a mano una verdadera historia o por el estudio sin prejuicio la comprendamos porque por el examen Psíco-Fisiológico, hemos de ver, los factores que concurrieron a formar a unos y otros.

Por lo tanto, si bajo esta ley comprendemos lo más complejo, más fácil nos será compenetrarnos de lo sencillo, como ser augurar el fin de un pueblo, o de una familia.

Wundt, pues, ha tenido el mérito de poner en manos de la ciencia, la llave de ciertas profecías y algunas clases de milagros que la religión dio a la ignorancia.

Mas Wundt, es el último de los contemporáneos y recibe el trabajo de todos los anteriores, aun más antes de Shet, y su laurel, es el de todos los que coadyuvaron a arribar a este resultado.

Cerremos, pues, este gran curso de "Filosofía Austera", señalando en orden los puntos que entendía la Psicología, para que a cada uno apliquéis la ley estudiándolos con base segura y principio Lógico-Racional en los cursos cuyos puntos son:

1° Impresión o sensación que recibís de un hecho.

2° La transmisión a los centros nerviosos, por el camino más corto, como la corriente Eléctrica.

3° Su entrada en el campo de la conciencia.

4° Su tránsito al punto particular de la atención del hecho.

5° Reacción voluntaria de ese punto, al que sirven instantáneamente los puntos contiguos, y

6° Su transmisión por los nervios u órganos motores.

Mas entended por todo, que sólo por el espíritu, es todo nuestro ser, vivo y voluntario y que sin él, ni el bien ni el mal, ni nada podemos obrar, que es lo que no pudieron saber los que tanto ahondaron en el estudio que dejamos expuesto, porque se enceguecieron, por causa de la maldad religiosa.

Completar vuestra ilustración de los conocimientos generales de filosofía que os hemos dejado anotados, y os será relativamente fácil comprender las lecciones que habéis pasado y estaréis en buena disposición para entrar en el segundo curso o segunda parte, que trataremos de ilustrar con las verdades que aun la mayoría ignora, como ignoró los puntos nuevos, que hemos expuesto en justicia y verdad que podréis dudarlos, pero que no podréis negarlos ni menos anularlos con ningún juicio filosófico.


(1) Para este punto, le recomendamos nuestro "Método supremo", "Origen del Magnetismo".

(2) Lotze (1817-1881), escribió "Los signos locales", "Historia estética", "Sistema de filosofía" y "Macrocosmos".