CAPÍTULO II
Escuelas Antiguas y Modernas

PÁRRAFO 10°
GNOSTICISMO Y LOS GNÓSTICOS

 1°) Gnósticos Judaizante. (Sincréticos).

Carece la Iglesia Católica de filosofía y trata por los medios enunciados en el largo párrafo 9°, de armonizarse con las filosofías cristianas antiguas y empieza por los Gnósticos sincréticos, para hacer una sincrasis (fusión) y lo consiguió a poco trabajo: y lo hicieron tan bien, que luego no han podido encontrar la verdad que habían sepultado en la sincrasis y mixtificación, que resulta, al final, la escandalosa Babilonia.

Los Gnósticos Judaizantes como Basilio y Valentino, son los primeros que descubren que, "la religión católica, no es más que una continuación de la Judía, haciendo concordar su principio, o nuevo testamento, con el viejo testamento", pero la acción de fuego y sangre emprendida por los católicos, ahogó a los Basilio-Valentinos.

2°) Gnósticos Paganizantes.

Estos, amparados en la lejanía de la Sede católica, ya se atreven a más; y conociendo bien la verdad de Jesús, negaron la divinidad de Cristo, y unidos los Carpocráticos a los Maniqueos, llegaron a estas conclusiones de relativa verdad, pero principio de verdad, lo que no es poco. Asentaron 1°: "Que el cristianismo, era un resultado de la civilización que le precedió". Juan, en el Apocalipsis, lo bautiza "bestia nueva, hijo de una bestia vieja". 2°: Que Cristo (aluden a Jesús) desde que es hombre, no puede y no es divino sino un genio superior de la humanidad. 3°: (Fijándose en Zoroastro) "El bien y el mal; la luz y las tinieblas, proceden del mismo principio"; lo cual no es más que puro espiritismo, que haciéndolo ciencia material diremos, Electricidad y Materia, o alma y cuerpo.

3°) Gnósticos Cristianizantes.

El hereje (así llamado por los católicos) Saturnino con Marciano y otros, sostuvieron que "El cristianismo era independiente de la religión y de las filosofías que lo habían precedido" y aseguran que "La religión cristiana, era un hecho nuevo y extraordinario, destinado a reformar la humanidad, inaugurando una nueva era para la historia universal". Estos Gnósticos son sin duda los fundadores de la ortodoxia; pero hoy cabría preguntarles, ya que no lo dijeron: ¿en qué sentido reformaría el cristianismo a la humanidad? ¿Precavían que la nueva historia o esa historia, sería la mentira, sangre, luto y desolación, de odios, vergüenzas, prostitución y miserias?