CAPÍTULO DIEZ
LOS ENEMIGOS DEL TRABAJO Y DEL TRABAJADOR

Ya estamos en la cumbre de esta montaña del estudio del espiritismo, por el cual hemos de conseguir la salud completa del gobierno del espiritismo para el régimen de este mundo que llamamos tierra, pero que en la Cosmogonía, tiene otro nombre más ideal, el que callamos, por culpa del orgullo y maldad de los hombres. Cuando se hayan borrado las fronteras, entonces podrán saber los hombres el verdadero nombre de este terrón y se descubrirán con ello muchos secretos que acompañan al nombre, necesariamente ocultado ahora, en que la iniquidad de los pueblos se está manifestando en Ginebra, como en Washington, o en París y Versalles, como en Cannes, donde se reúnen señalándose los enemigos del trabajo y del trabajador, malversores de los productos todos del hombre, hasta de los hijos del hombre, que con sus mismos productos los despedaza en la guerra de odios y pasiones, efecto de la causa educación, inmoral, porque es sin espíritu.

Mientras todos esos jefes, no de pueblos ( puesto que sus pueblos los protestan), sino jefes de los enemigos del pueblo, gastan inútilmente millones y millones, nosotros, que desde esta Escuela damos vida a las conciencias que aquellos matan o anestesian, medimos rigurosamente el valor y alcance de cada centavo, para que llegue al pueblo la instrucción científica, con la moral eficiente a su provecho.

Ahora mismo que están reunidos en Washington y preparan reunirse en Cannes y otros puntos para seguir su Babilonia, que ya no puede sostenerse, gastando más millones que años tienen esos supremáticos, tan sólo para ver si encuentran medio de engañar una vez más al pueblo que, a pesar de una educación contraria a la fraternidad que le dieron, se fraterniza, nosotros que llevamos la voz de luz, pero con la justicia y el amor, apenas tenemos qué comer para vivir, mientras que aquellos que llevan la guerra en todos conceptos, viven, para comer el producto nuestro, como trabajadores; y en la necesidad de entregarle al hombre tres libros urgentes para su consuelo, mi ayuda, su moral y su fraternidad bajo el gobierno del espiritismo, acudimos al sacrificio de nuestro estómago y aprovechamos la parábola de la multiplicación de los panes que Jesús predicara, pero que no realizara sino acaso por la facultad de aportes, y no milagrosamente.

Sí, señores detractores, enemigos del trabajo y los trabajadores. Vamos a multiplicar los panes y deseamos que os llegue una tajada de ese nuestro sacrificio en estos libros, y al tomarlos en vuestras manos, sabed que cada página ha sido impresa con un pedazo de pan que quitó a su hogar, una taza del democrático café, del que se privo, siendo quizás ésa su única expansión, cada adherente conspicuo de esta Escuela del Espiritismo Luz y Verdad, que bajo la ley de amor que la rige, no mira el sacrificio; y os demos esta prueba de alta economía, que debéis aprovechar. Mas estamos seguros de que, en vez de tomar ejemplo, nos maldeciréis, porque sois fieles devotos y esclavos de las religiones, por las que andáis en todas esas falacias de Paz, puesto que en vuestro corazón, lleváis escrita la guerra, sin la cual, la religión no puede existir.

El egoísmo y el odio reina hoy en cada uno de los hombres de la política en todo el mundo y especialmente de aquellos países que, en vez de desfogar los pechos del odio la guerra vergüenza que sostuvieron, aun los encendió mas y dan a cada paso una nota discordante, como por ejemplo ( y es lo de menos importancia, poro es de hoy y tiene el valor de confirmar lo que sostenemos), esto que recortamos del " Diario Español de esta Capital", confirma que, ya bajo la política reinante en todo el mundo, no puede haber concordia ni armonía.

La ruptura franco-española de relaciones comerciales.

«MADRID 9 - A ultima hora ha circulado el rumor que parece confirmarse, de que las negociaciones comerciales que se habían iniciado entre el gobierno español y el delegado francés Mr. Sarrail han quedado interrumpidas. Se afirma que dicho delegado ha podido, como garantía, la promesa do que España no puede concertar con Alemania un tratado que resulte más favorable. »

«No encontrándose una formula adecuada, el gobierno español no ha querido hipotecar su libertad para una acción futura. Ante esta justicia actual del gobierno, el delegado francés ha resuelto regresar a París. »

Por algo hoy ha reanudado Francia sus relaciones Vaticanas. El comentario está hecho por sí solo. España ha hecho bien en rechazar toda imposición contra su libertad, por dignidad. Pero Francia deja latente su egoísmo y odio a Alemania.

La ruptura fue porque Francia tomó por tonta a España y quería que un franco valiera una peseta, en agradecimiento de que España le prestara 400 millones de pesetas, para que, siquiera los niños y los ancianos de Francia, pasaran menos necesidades.

Pero ¡ qué ironía! Nosotros hablamos de cientos de millones; y para imprimir estos libros de paz, porque son de moral, justicia y sabiduría, tenemos que apelar a comer un pan menos y privarnos de un democrático café entre amigables hermanos, descansando un momento de nuestras agobiantes tareas... Verdaderamente está desequilibrado todo en la tierra. Sin embargo, le es tan fácil al gobierno del espiritismo arreglar todo ese Babel... Y lo arreglará.

En fin, con más o menos malicia, todos esos enemigos del trabajo y del trabajador, llamados de las altas esferas,( ) son detractores del espiritismo. Y no tememos sus iras al declararlos; porque si montaran en su cólera, entonces confesarían públicamente lo que tácitamente obran. Pero hemos experimentado que todos ellos tienen momentos de indecisión al dar un mal paso; y esto, a nuestra austeridad y clarividencia, no podía escapar sin estudiarlo y sin definirlo, y nos hemos abocado muchas veces a destripar esos enredos y hemos encontrado siempre una mano oculta que empujó a esos vacilantes a dar el mal paso.

Esa mano oculta se mueve desde Roma, en las llamadas cárceles del Vaticano; pero que sigue siendo la llave que encarcela las conciencias indecisas y la voluntad de sus feudos, los gobiernos, a cambio de ofrecerles nuevos santos, que antes fueron excomulgados; y a otros, a cambio de no pedir cuenta a la clerecía, de unos millones, producto de sus argucias, que no cumplió y no cumplirá, le ofrece... ¡un cardenal!... No sabemos qué pico tendrá, ni que... uñas... Pero apostaríamos y ganaríamos a que su canto hace la desarmonía en las bandadas de ese pájaro que se mueven en los campos con sus vistosos colores naturales. ¿ Para que necesitáremos un cardenal más, si no tendríamos bastante alambre para hacerle una jaula a cada uno de los que silban en las Pampas?... Sin embargo, creemos que un cardenal comerá bastante menos que 14 obispos que ya echáramos abajo, aunque podría ser que ese cardenal no tenga fondo y sea un pozo cuyas concupiscencias no se llenarán nunca. ¿ Qué importa al preso del Vaticano, que aquí, el hambre y la tuberculosis mate al pueblo productor, si sus feudos le pagan decenas de millones por dejarse empujar para dar malos pasos? Por algo, Juan el apóstol, lo calificó dragón, sentado en una bestia.

Pero puede ser que a él le cuenten otra cosa más de color rosa y no queremos que engañen a un preso. Sí, Santísimo Padre, Jefe de todos los detractores del espiritismo. No queremos que os engañen vuestros devotos que, hechos a vuestra imagen y semejanza, no tienen conciencia de sus actos romo enemigos del trabajo y del trabajador. Al efecto, os insertamos este recorte del periódico de esta Capital "El Diario Español", del 20 de noviembre de 1921, a los 7 días de empezar a escribir " Política del Creador y Gobierno del Espiritismo " que tal vez os pueda remover algún gusanillo de conciencia que haya podido quedaros en algún rinconcillo de vuestro baúl.

«El Diario Español», noviembre 20 de 1921.

LOS QUE MUEREN.

Un cuadro impresionante que "La Cruz Roja Argentina" publica en su último número es el que se refiere a la demografía del país comprendida entre los años 1911 al 1919.

He aquí la mortalidad habida en ese tiempo:

A causa de la tuberculosis en sus múltiples formas, 119. 724; por afecciones bronco pulmonares, o neumo-cocos ( no hubo) 138. 959; por fiebres, petequila y tifus exantemático, 211; por fiebre tifoidea, 16. 495; por peste bubónica 790; por fiebre caquexia palúdica, viruela, sarampión, escarlatina, coqueluche, difteria o influenza, 59. 990; por lepra 358; por meningitis y meningitis cerebro espinal, 42. 626; infecciones intestinales y caquexias varias, 4. 906; por alcoholismo y sus presuntas complicaciones, 28. 096; por alcoholismo agudo, 1. 320; por cáncer y tumores malignos, 8. 990; por sífilis, alcoholismo y sus presuntas complicaciones, 194. 038; por sífilis y paludismo, según regiones, 86. 788; por infecciones intestinales en niños mayores de dos años, 18: 715; por vicios de conformación, no comprendidos los nacidos muertos, 23. 816; por debilidad congénita, enfermedades de la infancia, 18. 328; por suicidios, 2, 981; por homicidios, 1. 024. Total: 889. 744.

Son 889. 744 decesos evitables en gran parte, sobre un total general de 1. 163. 726, que representan el 76, 33 por ciento de la mortalidad en general.

Con razón los hombres de las ciencias se preocupan de esas alarmantes cifras.

¿ Qué le parece? ¿No tendría otra clase de Ave (que no sea María) (que sirva más que un cardenal? Yo no sé si es bueno o malo, porque nunca comí ese pájaro, pero aquí me dice un gaucho que el pájaro cardenal no vale para caldo; y donde hay tantos tuberculosos, hace falta buen caldo. Además, hay por aquí cada bandada de... ¡ Avestruces !... que ya poco les queda que tragar. y todos son detractores del espiritismo, porque son enemigos del trabajo y del trabajador.

Y son enemigos del trabajo, todos los que viven sin producir algo que la salud y el bienestar del pueblo necesita. Son enemigos del trabajo y del trabajador, todos los que, civil, política o religiosamente, viven del producto del obrero y no le remuneran lo necesario a cubrir con holgura y decencia todas sus necesidades. Crecen de grado, en este caso, los gobiernos y los acaparadores consentidos por ellos, aunque lo autorice la Constitución: porque ésta no puede ser cortina para cubrir a los explotadores y expoliadores del productor.

¡ Espiritistas! Prestad toda vuestra atención, y no acuséis ya ignorancia, porque no se os tomará en cuenta, puesto que se os entrega «El Espiritismo Estudiado» del único modo y forma que lo habéis de entender y practicar. Si así hacéis, proclamad, aclamad, confesad y acatad «El Gobierno del Espiritismo», que dimana de «La Política del Creador».

JOAQUIN TRINCADO.

Buenos Aires», 10 de enero de 1922.

Día 22 del mes 4 del año 11. Nueva Era.