CAPÍTULO DIEZ
TODO EL PROGRESO ES EL ESPIRITISMO ( )

No es un sarcasmo al Materialismo este capítulo como podría creerse, ya que ellos no le conceden vida, pero sobre todo, acción al espíritu. Si tienen razón en muchas afirmaciones de la materia y se la concedemos, no pueden tomar por sarcasmo nuestra afirmación, salvo aquellos furibundos sistemáticos, que por serlo no son tampoco materialistas. Y no siendo ésto, que es lo más rudimentario del progreso, como profesionales y partidarios, no son nada; y es porque son embrión de hombres. Placas fotográficas y discos fonográficos, que jamás dicen más que lo que otros dijeron, sin poner nada suyo, no disciernen; y donde no hay discernimiento que es el juicio de la razón, no hay razón y el hombre, si ha de ser hombre, por lo único que lo puede demostrar, es por la razón.

En el capítulo anterior hemos sido breves, porque solo hemos pretendido sentar el axioma. En el presente, seguimos aquel argumento, pero hemos de demostrarlo hasta la evidencia y ha de ser en lo material, en lo que el hombre palpa, y veremos que todo el progreso es del espiritismo.

Pero veremos más y algo sorprendente para los materialistas y los espiritualistas ya que los primeros no conceden vida ni acción al espiritismo; y los segundos, no quieren que el espiritismo se inmiscuya en las cosas de la materia, y sin embargo, el espiritismo es mucho más materialista que los materialistas y el espíritu no puede obrar nada demostrativo sin la materia y el espíritu lo demuestra todo. Luego usa por fuerza y mandato la materia, de todos modos, a todas horas y en todas formas.

En nuestra «Filosofía Austera Racional» y en «El Primer Rayo de luz” lanzamos un reto a esos dos bandos, materialismo y espiritualismo y ésta es la hora en que, a pesar de haber expedido miles de, ejemplares y leído los muchos miles de hombres, ésta es la hora repito, en que ninguno ha recogido el guante, para probarnos lo contrario de que « El espiritismo es más materialista que el materialismo y que el espíritu está obligado primero que todo, a vivir la vida de la materia» .

En cambio el Catolicismo excomulgó «El Primer Rayo de Luz» y se lo agradecemos, porque eso es una confirmación de que hemos dicho la verdad, puesto que el catolicismo es la mentira, a la que inconscientemente ayudan a vivir muriendo los materialistas y los espiritualistas. Nos excomulga la Iglesia Católica nuestro «Primer Rayo de Luz» porque descubrimos allí que « materialistas y espiritualistas sostienen la Iglesia Católica, porque ambos con ella, son enemigos del espiritismo. Y así lo prueba el silencio de los dos acusados por los que respondió la religión católica excomulgando el libro.

Nosotros, espiritistas racionalistas comunistas y por lo tanto espiritistas del Espiritismo Luz y Verdad, declaramos y confirmamos que, el materialismo sin espíritu es solo de ciegos, de fanáticos sistemáticos y de embriones de hombres y de desesperados. Y el espiritualismo dogmático, despótico, de cobardes, de mixtificadores y supercheros y por lo tanto de retrógrados prevaricadores del espiritismo, que es lo mismo que decir religiosos. Y si después de esto siguen su torcida ruta, lo tendremos por confesión y confirmarán ellos mismos nuestra acusación.

Y no crean que tratamos con esto de convencerlos; nada más erróneo que tal pensamiento, porque sabemos y hemos sentado que nadie convence a nadie, si la convicción no nace de su razón

Nosotros no hacemos más; que encender la Luz y colorarla sin crespón en el cenit espiritual, que es la altura mayor qué conocemos, después del Padre de los espíritus.

El que tenga resistencia que le mire y que la siga, y el que no líbrese de mirarla para que no ciegue a su fulgor. Pero hemos declarado con toda la nobleza que hombre o espíritu pueda tener, que « Si alguien presenta otra proclama y otras doctrinas más racionales y más puras (y desinteresadas añadimos aquí) que la que esta Escuela proclamó y sostiene, su fundador, con todos sus millones de adherentes, es decir la Escuela entera, correrá a sumarse a Él. Y esto sería ya bastante para confirmar que « El progreso todo es del espiritismo», como nosotros sostenemos.

Pero tenemos plena conciencia de que hemos dicho la verdad y que la mostramos y la sostenemos. Si la sanción universal de una cosa y de una ley es la aceptación silenciosa, a nosotros no llegó aún una sola protesta y sí algunas valiosas y valientes adhesiones y confesiones. Entonces, cinco años de espera y no ha sido protestada nuestra doctrina desde que fue impresa, la tenemos por axioma sancionado. Pues si ha habido un amago de auto de fe a nuestro « Primer rayo de Luz” ya sabe todo hombre libre lo que eso representa: el odio, la rabia y la mentira, e impotencia religiosa.

Este es el límite superior del progreso del espíritu en cada mundo y nosotros, con el espiritismo luz y verdad lo conseguiremos. Luego todo el progreso es del espiritismo.

El progreso de una ciencia consiste en que los hombres cultivadores, le arranquen un nuevo secreto. El progreso del espiritismo, pues, es dar siempre nuevos puntos de estudio a las ciencias, desmintiendo las falacias de cualquier orden; y el espiritismo luz y verdad demuestra la verdad en cada cosa, cuando los hombres pueden llamarse espiritistas, como atrás lo hemos demostrado.

Pero vamos a concretarnos a un punto que lo abarque todo, para demostrar que todo el progreso es del espiritismo.

Retrocedamos al principio sostenido en el capítulo anterior, sobre el pensamiento y la voluntad, que los hemos cristalizado en Éter y Espíritu.

Si quisiéramos ver ambas entidades separadas, nos sería imposible porque nos encontraríamos que en todo donde examináramos, veríamos el Éter llenándolo todo, y quiera y no, el espíritu dentro de él, como movimiento, ocasionando lo que hemos llamado flujo y reflujo incansable y sin ser posible que pare un momento.

¿ Pero qué habría conseguido el creador con eso? ¿ Para qué tendría semejante depósito imponderable de vida informe? Sin embargo, allí estaría la vida por entero y ¿Creéis que no ha habido ese momento?... ¡ Oh qué terrible pensamiento es éste!... ¿ En qué rincón de mi archivo estaba oculto, que no se me ha mostrado hasta este gran instante? ¿ Lo tenía en mí? ¿ Me viene de afuera? Es lo mismo, pues todo me pertenece por el espiritismo, porque «El Universo solidarizado» senté en el primer verso de mi proclama.

¡ Sí, ha existido ese momento en que el infinito era ese lugar de Éter y Espíritu inseparables en el que aun no había formas y existía la vida.!

¿ El tiempo ? ¿ Qué nos importa ? ¿ Cómo lo podríamos contar con nuestros números ? Para mí fue ayer y es hoy y este mismo instante; puesto que el tiempo es unta ficción en la eternidad.

Pero ¿ para qué ha venido a mi pluma ese tan grande pensamiento, que mayor no puede haberlo ? Ya.. Es para que se demuestre por él, que todo el progreso es por el espiritismo y se demuestra.

Efectivamente. En aquel momento en qué todo es vida sin forma, es cuando empieza la Creación, sacando de sí propio el autor de toda aquella grandeza muda, la primer familia espiritual, en la forma que hemos expuesto en el capítulo «Paternidad de los Espíritus»

En ese informe océano de vida, sin embargo, vive ya desde el más insignificante ser que conozcamos, hasta el hombre de figura imaginizada; pero que para mostrarla el espíritu, al que se le ordena tan tremenda tarea de crear las formas, tendrá que empezar por crear el primer montón de moléculas, de todos los gérmenes vitales que en ese lagar encuentra, cuyo montón hoy lo llamamos un mundo.

Desde ese momento en que ya es creado un inundo, ya existen todos los que pasaron, los que existen, y los que se crearán eternamente, porque el primero dio los gérmenes de otros que constituyeron centros, los cuales emitieron sus familias de mundos y éstos, sus satélites.

Ahora tomemos otro punto, que no entenderemos mejor, sino igual que el que hemos expuesto, aun cuando este punto lo palpamos, lo estudiamos y lo vivimos.

Mucho se puede aclarar la compresión por la Física, la Química, la Geología y la Astronomía. Pero aun son tan poco estudiadas esas ciencias, lo mismo que la gravitación que si un día serán faros de luz porque las estudiaremos a la luz y sabiduría del espiritismo, hoy son apenas candiles; digo menos, candelillas de tea, por culpa de sus cultivadores sin espíritu; es decir, que quieren prescindir del espíritu y por justicia, el espiritismo «cierra las ventanas del templo de la sabiduría, como diría Paracelso, para que los cobardes no miren a traición queriendo sorprender a la Diosa desnuda».

¿ Creéis que las ciencias han de ser más ricas, ni otra cosa, que lo que hoy son cuando serán como he dicho, faros de luz ? No. Serán y tendrán lo mismo que hoy son y tienen. Pero el hombre que las estudiará estará dentro de la ciencia con su espíritu. Lo que quiere decir, que estará la ciencia en el hombre y todo lo verá, como puede ver su razón y su conciencia.

Es que ya no habrá los cobarde, los mistificadores y malversores inmorales de hoy y todo será hecho con toda la ley del espiritismo.

Pues bien; desde aquel informe lagar de vida, el espíritu ha llegado hasta el progreso de demostrar la vida en formas de mundos y hombres con todo cuanto en ellos existe.

Cada familia espiritual hace el progreso de su mundo, de hacer germinar todas las cosas que nos rodean, en medio de la lucha terrible que presenta cada molécula en su resistencia de vivir junto con sus contrarias; pero que por la gran placenta que a cada una le forma el Éter presionándolas unas a las otras, se mantienen hasta que se metamorfosean, cesando entonces el antagonismo origen de las pasiones todas en el hombre, que reúne en sí, un par de todas las especies que ya fueron vida demostrada en especies animales y vegetales, con más las correspondientes minerales para las reacciones químicas de todo género, que en el cuerpo animal del irracional y del racional se operan.

Este es otro de los grandes axiomas del espiritismo (que para su comprensión en la pequeña inteligencia humana o positiva y las pueda estudiar por partes infinitesimales el hombre) las divide el espiritismo con el máximo de sabiduría, en las ciencias.

Sí. Todo el progreso que tiene el hombre, lo ha hecho el espíritu. Y de que solo el hombre tiene espíritu y no lo tiene individualizado ningún otro ser, lo prueba que el llamado reino animal no es capaz con toda su ponderable fuerza bruta, de hacer el progreso intelectual ni rebelarse al hombre, su dominador.

Acaso he dicho mal « Ni rebelarse al hombre » porque todo bicho viviente está siempre rebelado contra el hombre su dominador; y esto es necesario aclararlo, porque encierra precisamente la confesión palmaria e incuestionable de la superioridad del hombre.

Al escribir «Ni rebelarse el hombre » se entiende que no puede desobedecer, ni imponerse al querer del hombre, sea bueno o malo el querer del hombre: lo que ningún animal puede evitar, aunque proteste por su instinto natural de conservación. Pero que, a la conveniencia de la existencia del hombre, todo obedece, se somete y se sacrifica, a pesar de su resistencia y fuerza bruta, muchas veces superior, a la fuerza bruta del hombre.

Sí, todas las especies del reino animal están siempre rebeladas al hombre, su rey tirano pero por deber de progreso; que aunque mil veces veamos en los actos del hombre crueldad, sobre las otras especies, un simple estudio fisiológico, biológico y étnico, nos confirmará que esos hombres crueles aun no son los hombres sino embrión de los hombres trinos que comprenden sus tres entidades de cuerpo, alma y espíritu.¿ Una prueba ? Al canto. Que no encontráis que ningún sabio y menos filósofo, haya sido ni sea Matarife y basta. No busquéis las excepciones pues no quebraréis la ley general.

Meditad sobre esto sin los subterfugios que acostumbráis por las excepciones de alguno que otro que los ha habido, cuando se reformaban las religiones que sacrificaba hombres a sus Dioses y aquellos sustituyeron los sacrificios humanos por el sacrificio de animales. Lo que, lejos de ser una contradicción es una confirmación del progreso del espíritu y de que el hombre lo domina todo por su espíritu, puesto que por la fuerza bruta no lo podría hacer, por la inflexibilidad de la ley de las fuerzas, que necesariamente el más domina al menos como hemos sentado en nuestro «Método Supremo» « Lecciones de Magnetismo».

El secreto de esto está precisamente en la «Política del Creador y Gobierno del Espiritismo», por el cual, jamás obra solo un espíritu ni en el bien ni en el mal. Lo que aclara él por qué el espiritismo lo puede todo, lo sabe todo y nada le queda oculto; pero que, mientras el hombre no se doblega y se confiesa miembro del espiritismo luz y verdad, obra por fuerza dentro del espiritismo, pero con solo sus afines colectivos; pero no dispone de El Todo porque su libre albedrío no puede ser quebrantado por imposición obligada, porque la ley mayor ha de imponerse sin obligar y espera siempre y no en vano, que cada uno se obligue en voluntad por uno, por mil o millones de escarmientos y fracasos, en la impotencia de las escasas fuerzas del individuo, o parcialmente colectivas, que pueden ser muy grandes como sucede hasta hoy con los dos grandes bandos en que se han dividido los hombres en la tierra, donde se disciernen por fin, todas las cuestiones de tSi retrocedemos solo 57 siglos, vemos que todo el mundo forma un bando animal fiero e ignorante, sin entrar en cuestiones de las divisiones de ese bando, pero que están unidos como uno solo contra el bando que entonces forma Shet, con la muy corta raza adámica, que solo se compone de 28 titanes misioneros y Shet, jefe, 29 ; y sin embargo, éstos han cubierto el mundo de su raza y han impuesto su progreso y sabiduría porque ésta es la fuerza imponderable, el más de las fuerzas, que eternamente domina a las fuerzas brutas y ciegas.

Esto parece una contradicción con la ley, que hace ley la voluntad de las mayorías, y no hay tal contradicción: porque la mayoría es Shet, con sus 28 titanes. ¿Que cómo es mayoría 29, sobre 200 millones que entonces habitaban la Tierra? Y no sólo son mayoría los 29 sobre 200 millones de encarnados, sino que son mayoría sobre Dos billones de espíritus pertenecientes como familia a la tierra, más 3.500 millones de desterrados que habían entrado en la Tierra.

¿ Quién negará que el Rector de una universidad él solo es mayoría representativa, sobre todos los profesores y estudiantes de la universidad ?

Y el profesor, ¿ No es superior y por lo tanto mayoría sobre los estudiantes a su cargo? ¿ Pero aparte de esto, que puede considerarse efecto de la sabiduría superior que debe tener el rector y el profesor, es mayoría absoluta, porque es la colectividad la que le dio su toda representación.

Shet, con los suyos, está en las mismas condiciones de superioridad por sabiduría propia: pero es absoluta mayoría porque tiene la representación del «Gobierno total del Espiritismo» en todo el universo, que lo manda a regenerar esta humanidad; y está confirmada esta verdad en el Testamento secreto de Abrahán, cuando dice: « Y citando vi a Eva que parecía Ángel, la vi parir un salvador que ya vivió en otro mundo» ; y lo confirma Hellí en el mismo Testamento, pues alude a éste cuando hace escribir a Abrahán que: «Y mis hijos, que Angeles llamáis, me traerán a mis hijos que Demonios llamáis». ¿ Entendéis lo bastante ?

Pues desde entonces aparecen las artes y las ideas que han de traer las ciencias y el progreso que hoy, tenernos: y de allí igualmente parte el progreso no imaginado, que viene, para el gobierno del espiritismo en la Tierra, en el régimen de la Comuna de Amor y Ley.

Y para ponderar el progreso que el espiritismo ha traído, ¿Tendré que comparar la gruta o la choza donde vivió el hombre primitivo, con el suntuoso y arquitectónico palacio que hoy lo cobija? ¿ El cuchillo o hacha de pedernal, con la espada brillante y templada con que el supremático se defiende o el maestro de artes mágicas, domina aún a los temerosos? ¿ La mecha de sebo animal y el candil de grasas pestilentes, con la mágica lámpara eléctrica? ¿La tabla arrastrada por sangre humana y la carreta chirriante, con las monstruosas máquinas que cortan y se adelantan al viento ? ¿Los tabelarios Griegos y Romanos, con las ondas eléctricas que transportan las palabras ? ¿Los escritos en ladrillos, piedras o tablas, con el libro? ¿ La hembra desgreñada y cazada brutalmente entre las rocas y el bosque, por el feroz hombre, con la delicadeza de la compañera de hoy, que para sublimar los goces y dolores del himeneo, se alhaja el lecho y sé pNo. No me podéis exigir esas comparaciones, que entrañarían millones de siglos de evolución, centenares de millones de sacrificios de los espíritus en aras del progreso e innúmeros volúmenes de la más alta sabiduría, porque todo ello está escrito en vosotros mismos, en vuestro libro, que es vuestra propia alma, como está en la mía, en donde lo veo y lo saco en extracto, y. vosotros tenéis que leerlo por vosotros mismos, cuando vuestra luz alumbre vuestra conciencia; pero os aseguro que no podréis leeros, hasta que comprendáis y confeséis que todo el progreso es del espiritismo, y entonces veréis la grande o pequeña parte que en él tenéis porque la teméis, aunque la desconozcáis y aunque no queráis...

¿ Me podréis desmentir entre todos ?.. . Os aseguro que No. Pero sería bueno que lo intentarais; porque me confirmaríais aún más con vuestras sinrazones.

Yo, en mi deber, cierro esta primera parte de «El espiritismo estudiado» o « Política del Creador y gobierno del espiritismo», sentando que : Todo el progreso es del espiritismo, porque la Creación existe por el espiritismo.