PÁRRAFO III
CÓMO MOISÉS PROHIBIÓ EL ESPIRITISMO

El cómo Moisés prohíbe el uso del Espiritismo, es lo más revelante de quién era él, que pudo decir « Yo soy el que soy y conmigo no está ningún Dios», es decir, ningún « Demonio », a los que habéis visto que los llama Dioses y hacedores de Dioses.

Cuando promete que afilará su espada reluciente y llevará la venganza a sus enemigos a la hora justa: «Cuando tenga en mi mano la balanza de la justicia>> en la firmeza con que lo anuncia, es que tiene la certeza de que la tendrá.

Como sabe, pues, eso, debe saber también encauzar las cosas de su doctrina en forma que se mantengan puras, aun contra todos los ataques de los que ha condenado acusándolos al cielo y a los hombres, que lo han de atacar mucho más furibundos, mientras llega a afilar su espada reluciente (sabiduría) y alcanza la balanza de la justicia.

Que lo han atacado con toda despiedad, lo hemos probado con los artículos anteriores y con todo lo que expondremos en este libro y ponemos corno ejemplo vivo, esos ataques furiosos de los muy hombres, que aun no son hombres, expuestos en nuestro libro «El Primer Rayo de Luz», que puede servir de espada reluciente.

Veamos cómo prohíbe al pueblo y a los sacerdotes, el uso del espiritismo.

Separado Moisés del pueblo insensato, se lleva con él algunos pocos ancianos sabios que le siguieron; y con la ayuda de su suegro, exsacerdote renegado Jettro, Miriam su hermana y algunos aprendices buenos, se retiraron a «Salem», junto a « Jebús», que más tarde se han unido, llamándose Jebusalem, que el uso ha cambiado en Jerusalém.

Allí retirado, este núcleo, idean signos y símbolos cabalisiticos que anulen los que conocían todos los espíritus y hombrea que se dedicaban al culto del espiritismo con fines censurables y delictuosos.

La base de la cábala Mosaica, conocida hoy por cábala mayor, son los números, en los que encerró como en un viril, todos los secretos de la Magia blanca, o sea del Espiritismo Luz y Verdad ; y por los consejos superiores se da orden a los espíritus de luz, de no acudir a ningún llamado si no procede de la Cábala, que se conocería por escuela de los « Essenios », Sexagenarios y Sabios.

Se ordenó asimismo que, «Todos los espíritus misioneros que deberían venir continuamente desde entonces, para vigilar, corregir o apostrofar al pueblo y prevenirlo, encarnarían sólo en las familias de los Essenios, para así recibir la comunicación de los espíritus de luz y desarrollar sus facultades, según las reglas y conocimientos de sabiduría, que secretos guardaría aquella escuela.>>

He ahí el cómo Moisés prohíbe el uso del espiritismo, sin importarle saber que las religiones y los falaces aprovecharían esa prohibición para condenar el espiritismo, ya que ellos no podrían ya obrar los grandes fenómenos que antes obraron, por causa de que los espíritus acudían a los llamados por un deber antes no prohibido.

Pero ya conocían mucho los enemigos y la alquimia estaba muy adelantada y un largo tiempo aprovecharían. Pero vendría en decadencia hasta caer en el desuso y de esta decadencia, los supremáticos sacerdotes, ante los ya continuados fracasos, hicieron la superchería para no caer en el desprecio de sus creyentes, hasta que fueron ellos mismos haciendo tener al pueblo miedo y terror a las almas de los muertos. Y tanto le han conseguido que hoy vemos a hombres que parecen insospechables de temer nada y acaso no temen ni afrontar la muerte; pero ante la posibilidad de ver el alma de un muerto, un fantasma, como les han enseñado, no es miedo lo que tienen, es pánico y terror; y claro está ¿Cómo no van a decir y echar pestes contra el espiritismo, que es lo único que los avergüenza, que los reduce ( )a la nada en su tan cantada hombría sin ser hombres y en su falaz sabiduría, que no alcanza a ciencia, porque es éncia?.

Las profundidades de .la cábala mosaica, o sea escuela de los « Essenios », la debería demostrar aquí en la representación del signo Máximo y algunos números. Pero lo hemos hecho regularmente extenso en nuestro libro «Los Cinco Amores» (y allí os remito), con más la revelación histórica de trozos de la vida de Jesús en la «Filosofía Austera Racional», y en ello os podéis dar cuenta porqué esta «Escuela Magnético-Espiritual de la Comuna Universal» en conocimientos y axiomas diga mucho más que se dijo en la Escuela Essénica, no es más que la prueba de afilar la espada reluciente.

Aquella escuela era el viril, donde encerró Moisés la víctima para que no la mancharen."Esta Escuela es el altar donde hemos abierto aquel viril y lo hemos expuesto para venerarlo con su cumplimiento.

Aquella escuela debió trabajar en secreto durante 36 siglos. Esta Escuela trabaja a puerta abierta y desafía a los muy hombres que aun no son hombres y que son en sus espíritus, muchos de aquellos que obligaron a Moisés a encerrarse en el secreto, con la más alta sabiduría, que hoy se muestra como espada bien afilada, flamíjera, bien templada y tan rígida y flexible, que al corte, nada se le resiste; y el que la sabe manejar, puede juntar la punta con la empuñadura, sin quebrarse; es decir, que puede juntar la materia y el espíritu, sin incidente alguno.

Pues, ya sabéis, el cómo prohibió Moisés el uso del espiritismo. Como se deben prohibir las cosas perniciosas, retirándolas de los inmorales, como se retiran a los niños, las cosas que les dañan por sus travesuras o inexperiencia.

La «Escuela Esénica» o cábala mayor necesitaba, para su defensa, las fuerzas de la alquimia y las tuvo; y con esos productos y las facultades de los misioneros, vulgo profetas o médiums, en concordancia con los espíritus de luz (que sólo a ellos acudían), obraban lo que las religiones llamaban milagros; cuya repetición de muchos y operación de otros mayores por estos misioneros, desmentían el milagro; cuyo desmentido no perdonaban los sacerdotes, como lo tenéis sobradamente probado en los hechos de Jesús, en los que los sacerdotes se apoyaron para acusarlo y asesinarlo.

«La escuela essénica», repito, necesitó esos medios de defensa máxima, porque también la tienen las religiones. Esta Escuela, no los necesita, porque ya la Essénica las hizo fracasar completamente; y por más, el espiritismo ha traído todas las ciencias amasadas en aquella escuela; y ésta las tiene como gran gabinete y se defiende diciendo la verdad, que por muy abstracta que parezca ser, todas las llevamos a la matemática, al C. G. S. representado en el triángulo de la cábala.

Todo esto es el Espiritismo Luz y Verdad. ¿Cuándo pueden los hombres comprenderlo?