CAPÍTULO QUINTO.
ANTIGÜEDAD DEL ESPIRITISMO

Habiendo argumentado lo necesario para asentar el nacimiento de los espíritus, su paternidad única y que el gobierno del Universo es del espiritismo, bajo la política del Creador, bien podríamos decir secamente, como axioma indestructible, que « El espiritismo es tan antiguo como el Creador».

Hemos citado ya cláusulas del testamento de Abrahán en las que el Espíritu de Verdad, en nombre de Hellí que significa( ) Padre, le promete una ley escrita que Moisés escribe en medio de terrible solemnidad, cuatro siglos más tarde.

Hemos comentado algo sobre el arca de Noé asegurando que allí se hizo el cálculo de los siglos necesarios para la regeneración de esta familia (rebelde como ninguna) y sin la cooperación del espiritismo no podían arribar a tales conclusiones y pedidos.

Hemos también exactado la venida y misión de la familia adámica y los desterrados de Neptuno y esto debía bastar para cerrar éste capítulo, sentando que «el espiritismo es tan antiguo como el Creador" y en cada mundo, tan antiguo como la aparición del hombre en la tierra, es igual aun cuando hemos dicho, cómo la ley dé afinidad se vale' para recoger las moléculas afines de cada cosa, para introducirlas en cada mundo en su gestación, lo cual nos aseguraría que, el espiritismo es era cada mundo desde que se engendra para adquirir la individualidad como ciudad del sistema era que gira.

Pero todo esto no tiene comprobación histórica suficiente en la historia escrita por los hombres en la tierra y les hace falta a los muy hombres temblones de miedo a vivir y ya que ellos no han visto las notas históricas que hay, desde que se escribió las primeras páginas que se pueden llamar escrito, aunque es repetirlo, quiero volverlo a hacer, para que aquí se remache de modo que nadie lo pueda romper y se impondrá la confesión de la verdad, aceptada o negada, que lo mismo es para la verdad.

Aunque pudiéramos llenar grandes catálogos de nombres que por su actuación en la sociedad humana ( que los mismos negadores del espiritismo los copian en todas ocasiones) que aseguran, convencidos en todas formas y maneras, la antigüedad del espiritismo en la tierra, por lo menos: desde que el hombre vive, como entre otros Pascal, Sully, Young, Hamilton, Franklin, Salvador Roca, Watteau, Beranger, Lamartine, Michelet, Ohyana, Apolonio, Dante Alighieri, Séneca, Cicerón, Giordano Bruno, Moisés, Pitágoras, Sócrates, Platón y Jesús por todos; con miles de millones antiguos, modernos y contemporáneos, no queremos, repetimos; que aun esto sea lo bastante a nuestra afirmación; sino, que éstos sirvan de fuego que caliente el remache histórico que vamos a poner aquí, ya que lo vamos a copiar de la primera página escrita hace 57 siglos, por el legislador Shet.

En la «Filosofía Austera Racional» y en «El espiritismo en su asiento» lo hemos copiado ya con este fin y otros mayores, como el de comprobar la falacia de las religiones; pero aquí debe ser como el artículo de fe convicta, porque no admitirá desde ahora el espiritismo, la duda de su antigüedad, lo cual es el rechazo del «Espiritismo Moderno» y el destierro y muerte del Espiritualismo, fundación de los supremáticos, detractores y supercheros que desenmascaramos.

Abramos y copiemos de «Leyes de Manú» que es la parte legislativa de la Vedanta y saquemos nada más que los capítulos necesarios a la confirmación de que «El Espiritismo es tan antiguo como el Creador”.

MANAVA - DHARM - ZASTRA

LIBRO DE LAS LEYES DE MANÚ. EN EL LIBRO DE LOS VEDAS

LIBRO I.

LA CREACIÓN

1.Estaba Manú ( 1) abstraído en la contemplación del ser único ( 2) cuando sé le acercaron los grandes rixis (3) le saludaron respetuosamente y le hablaron en los siguientes términos:

2.¡Bienaventurado! Dígnate exponernos clara y ordenadamente las leyes referentes a todas las castas primitivas, y a las que son producto del cruzamiento de aquéllas. (4 ).

3.Pues únicamente tú ¡Oh señor! conoces las propiedades, la esencia y el objeto de esta regla universal que existe por sí misma y que por su inmensidad es incomprensible a la razón humana.

4.Interrogado así por estos magnánimos rixis aquel cuyo. poder es inmenso (5) les saludó a todos y les dijo: Escuchadme. (6).

Estas son las cuatro primeras Slokas o. versos del código de leyes escrito por Shet hace 57 siglos, cuyas leyes casi todas aún están en uso.

(1) Manú es aquel a quién llamamos Espíritu dé Verdad, que rige un plano.

(2) El Ser Único no es otro que el Padre Creador.

(3) Los grandes Rixis, son los espíritus de. gran progreso de cada, mundo y los misioneros, como la familia Adámica, cuyo primer hijo, Shet, es el autor de estas leves.

(4) Lo que confirma lo que sostenemos que la rara primitiva es absorbida, por cruzamientos, por la Raza Adámica regeneradora.

(5) Queda bien claro que el interrogado es aquel que estaba «Abstraído» .en la contemplación del «Ser único». Pues dice : «Cuyo poder es inmenso», y no dice todopoderoso, como lo diría si aludiese al Creador.

(6) Si los saludó y dijo: «Escuchadme», es por fuerza que tomara posesión de un Médium parlante o escribiente pues de otro modo no puede ser. Pero había Médium parlante y sabemos que era ANAAS esposa de SHET.

Es interesante todo el Código: pero nosotros, para lo que queremos comprobar en este capítulo, no necesitamos más que lo transcripto y queda atestiguado en esta. forma que el espiritismo es tan antiguo en la tierra, como los hombres existen. Pero para los meticulosos que solo se convencen por notas históricas, les diremos que, 57 siglos hace que está escrito; y eso no es moderno, para que nos salgan ahora con «El Moderno Espiritismo» los detractores.

Mas la razón y la filosofía, nos autorizan a ir por deducción hasta el principio de las cosas y se sienta por sí sola la Tesis fundada, en la razón, de progreso de que, si hace 57 siglos que se ha escrito la Doctrina «Sánscrita» que copiamos y es la primera escritura que tal nombre merezca en la tierra, es porque ya esa doctrina existía en quien la escribió. Y si evoca al Espíritu y éste le contesta, es porque también sabía que tenía derecho y que se podía y está confirmado en que los saluda y les manda « Escuchadme ».

Por lo demás, hoy nosotros, como Shet entonces, como Abrahán más tarde y como Moisés después, usamos los mismos medios y con los mismos derechos y somos contestados y aun os he dado, una prueba en el Capítulo 3.º, párrafo III donde, a falta de datos históricos para calcular casi exacta, la sangre derramada en la Tierra en los 57 siglos de la regeneración, se me da la pauta, que no van a poder destruir entre todos los detractores, negadores y, meticulosos, traba de las ciencias y hasta de la razón matemática, que es el colmo de la meticulosidad; pero la razón, la dignidad y la vergüenza, no aparece y los conocimientos todos que vamos dejando apuntados y todo lo que hay en nuestro archivo, compendiado en las 53 preguntas que hacemos en el capítulo 4.º, párrafo 2.º de la parte cuarta de nuestra «Filosofía Austera Racional» nos demuestra que el hombre aun no empezó el estudio verdaderamente racional.

Los hombres han caído en la tibieza y caen bajo la tremenda amenaza de la sabiduría que dice: «Ojalá fueses frío o caliente pero porque eres tibio, empezaré a vomitarte de mi boca».

!Es decir, la sabiduría no da paso a los tibios!; a esos meticulosos que su escepticismo, no los deja que aparezca su razón y son, en general hoy, esos llamados científicos, bajo un papel comprado, mil veces conseguido por proteccionismo, que significa compasión y que en vez de razonar; son dogmáticos.. La sabiduría, para ellos, siendo el más fino bisturí, es como la espada de Bernardo que ni pincha ni corta; pero hace miedo ¿La metafísica? ¡Por todos los diablos ! No se la mentéis; es cosa muy oscura aunque sea la luz absoluta del universo. Es que sus espíritus están aún, con aquella espesa y burda alma que hemos visto en el mundo embrionario. ¿Pero le importará al gobierno del espiritismo, la existencia de esas trabas? Ya ven que no.

Hace 60 años, que fué derogada la orden de Moisés qué prohibía el uso de las manifestaciones espiritistas y se dio orden de manifestarse en todas formas y en todas partes donde hubiera un médium a los espíritus y ahí tenéis el mundo, cubierto, de centros y sociedades de estudio del espiritismo, con malas prácticas y doctrina amalgamada sí, pero esto es por culpa de los detractores, que al verse derrotados, aprovecharon los prejuicios que habían sembrado en siglos y el espiritismo, lo convirtieron en espiritualismo, que es precisamente lo que combaten y condenan los negadores del Espiritismo, sirviéndose éste de esos sus detractores; para combatir lo que él condena; lo que prueba que «la sabiduría consiste en sacar bien del mal y tornar del mal el menos» como hemos sentado en esta Escuela del Espiritismo Luz y Verdad, que no conocen los negadores de si mismos: esos meticulosos, que no saben salir de la ciencia para considerar una hipótesis ó teoría, que está por encima de las ciencias. Y lo que es más, que esos no entienden de la ciencia su nacimiento y paternidad, rigurosamente derivadas cada una del árbol sabiduría, por el espíritu exclusivamente, para estudiar por partes a la sabiduría, que nadie puede estudiar globalmente. ¿Puede haber mayor sinrazón, ni latrocinio, que usurpar al espíritu la paternidad de las ciencias y negarle el derecho en cualquier asunto de hombres, cuando el hombre solo es por el espíritu y sin él, solo es el animal, con desventaja a las demás especies?

Y es el caso que ahora, esos, a fuerza de trallazos, ven que su borriquillo ha erguido sus orejas y ha hecho el primer amago del susto y miedo, ante la prédica constante y contundente de principios que la ciencia no alcanza y de fenómenos que ocasionan descomposiciones a los meticulosos y a los muy hombres que aun no son hombres y es el caso repito, que ante ese aviso de su propio borriquillo, como el atolondrado y salido de sí, miedoso, quieren aparecer como haciendo frente; pero, vedlos con piernas temblonas, labios trémulos, cara congestionada o lívida, las órbitas estallando, la lengua trabada y en vez de hablar, como científicos,. de la ciencia, por conciencia y esciencia, charlan con éncia.

Los versículos extractados de las leyes de «Manú» aun puede ser que ahora los tachen de anticuados; esos modernísimos hijos del mono, juguetones, pero no graciosos, puesto que juegan solo con barro: Pero ¿no sois vosotros los amigos de las citas cómodas, para por ellas sostener la irracionalidad, la mixtificación y la superchería?. Nosotros no necesitamos acudir a citas, aunque sean de la veracidad de las pocas que tornamos en vuestro favor, pues nos basta la razón filosófica, pesada en la balanza fiel de la conciencia, sin prejuicio, bajo el fiel de la plomada, que marca el punto incontrovertible de la ley de los reflejos, que confirma el axioma de lo que hay arriba hay abajo. Con lo que terminamos diciendo. Siendo los espíritus todos hijos del mismo Padre, antes de individualizarlos, ya vivían en él. Y siendo el espiritismo la unión de los espíritus, el espiritismo es tan antiguo como el Creador su Padre. Pero concretándonos al mundo en que vivimos, y encontrando escrita en la primera página que podamos darle tal nombre de escritura histórica, una evocación al espíritu Superior y su contestación, hay la certeza de que el espiritismo en la tierra, es tan antiguo en existencia y práctica, como la aparición del hombre, que apareció hombre y no animal.

Por esa razón indiscutible, rechazamos, condenamos y anulamos el Espiritualismo y al «Moderno Espiritismo».