Premisa

Once años después de la firma.

¡Cuántos secretos tiene la Ley!

Fui arrastrado por ella a escribir este libro que había de esperar once años en el archivo, sin inmutarse de ver escribir e imprimir otros Ocho hermanos que habían de salir en misión anunciando al mayor y preparar con sus axiomas y enseñanzas la conciencia de los hombres, para que pudieran dirigir este máximo alimento del espíritu.

¿Lo han conseguido? Indudablemente sí; porque, cuantos han leído aquéllos, piden éste, hasta ya, con imperativos más por el tono amoroso con que ruegan, que por la imposición (que yo no aceptaría porque demostraría un deseo no justificado) porque, los mandatos que en los otros ocho misioneros les hemos dado, son de "cumplir cada hombre con su deber"; podemos justificar, que el 90 % de nuestros cientos de millares de adherentes, cumplen su deber valientemente, propagando y sosteniendo nuestro "Espiritismo Luz y Verdad"; y está probado en las adhesiones firmadas de antes y renovadas ahora, respondiendo al manifiesto de diciembre último, "Absolviendo posiciones" que ha definido inequívocamente y para siempre, dos bandos: "Espiritistas" y "Espiritualistas", como está juzgado en nuestro libro "El espiritismo estudiado" o "Política, del Creador y gobierno del espiritismo" que derrumbó la amalgama espiritualista, la que ahuyentó del estudio del espiritismo a los hombres de las ciencias (que nosotros hemos atraído) y hoy ven y confiesan las doctrinas racionalistas de esta escuela y cátedra del padre.

No hay un punto de la vida y de las cosas de la vida, en lo material, político-social, ético, físico, metafísico y espiritual, que no tenga solución en el espiritismo Luz y Verdad; tampoco queda en el "Conócete a ti mismo" ninguno de esos puntos sin estudiar, para la justa comprensión del hombre; por lo cual y mientras esperábamos la hora de dar al hombre nuestro hermano, esta pauta eterna del estudio de su propio ser; y como fruto producido por los anteriores libros preparatorios, ideamos, planteamos y hemos llevado a la categoría de "Institución" la "Unión Hispano-Américo-Oceánica", como principio de la unidad fraternal de toda la familia humana, en una sola familia, a la que nos han respondido tantos pueblos, que elevan la cifra de sus habitantes, a cientos de millones; con lo cual, estamos ciertos, que la unidad de toda la familia humana será pronto un hecho y es el tópico que esta "Escuela magnético - espiritual de la comuna universal" tiene y lo dijo al mundo todo al sentar cátedra a puerta abierta, el día 20 de septiembre de 1911 en esta

Proclama:

El universo, solidarizado.

El mundo todo, comunizado.

La Ley es una: la substancia una.

Uno es el principio: uno es el fin.

Todo es magnetismo espiritual.

Fue aceptada por todos los que la oyeron o la leyeron y sólo algunos espiritualistas quisieron oponerse; y no encontrando punto en qué apoyarse, arremetieron contra el hombre; no habían medido, ni fuerzas, ni distancias; y aun para darles una voz de alerta y que no se estrellaran contra las aristas inquebrantables de los muros de la escuela, a la que sólo por la puerta de la razón se puede entrar, les dimos un salvoconducto en los siguientes

 

Consejos y recomendaciones

La Escuela, tiene por fin, la Comuna, sin parcelas y sin fronteras.

No debes esperarlo todo de regalo.

El que nada sacrifica, a nada tiene derecho.

¿Quieres tener derechos? Créate primero obligaciones.

El progreso se adquiere por esfuerzo propio.

No queremos Fe ciega, sino estudio, convencimiento, que hace Fe viva, porque sólo las obras hacen Fe.

No comprender una cosa, no da derecho a negarla.

No censures, ni hagas crítica de lo que no entiendes.

La crítica de lo que se desconoce, es calumnia.

El calumniador es vil y comete muchos crímenes a la vez.

La risa del ignorante, es imbecilidad.

¿Ves falta en tu semejante? mira bien, no sea tuya.

¿Tú quieres ser sabio? estudia en ti mismo: habla poco, piensa alto, mira hondo, observa siempre y aprende de todos.

¿Sabio y sin amor?... no lo creas.

El que sabe amar, es el que sabe más.

El Padre Creador, ama a todos por igual; es el único sabio; y de sus hijos los hombres, el que más ama, está más cerca de El y lo comprende por el amor.

¿Quieres triunfar hermano? hazte ideas propias: conócete en verdad: sé señor de ti mismo y esclavo de tu deber.

Tu amor lo medirás, por el que tengas a tu hermano.

El amor es sacrificio, pero también es justicia.

Baldón y Caridad, son igual: Amor es la ley.

¿Te avergüenzas de llamarte, Espiritista-Racionalista-Comunista, como te enseña esta Escuela? Pues reniegas de tu ser y no puedes ser que no seas: tienes tu luz apagada: trata de encenderla pronto; en el Espiritismo Luz y Verdad.

Ante esas verdades, los más prudentes, callaron: Los que aún quieren seguir siendo "hijos del mono" y los que aun ni de éstos, ni de Dios proceden, pero que no dicen de quién, ni cómo, ni cuando, viene y apareció el hombre: y no diciéndolo ellos, nadie lo debe decir y quieren que sea todo al acaso, se nos sublevaron con ínfulas de "Ego sum". Cerciorados de quienes son y después de tres horas de lucha de tres contra uno sobre mi propia mesa, acaban por no ser lo que querían ser y fueron lo que ya eran; hombres; ni hijos del mono, ni del acaso; y para no olvidar el caso, me metí a poeta y dije para ellos y para todos.

 

¡ALERTA HOMBRE!

Tú, que de la ciencia abusas

Sin saber su procedencia,

No esperes en su clemencia;

Porque si ignoras, te acusas

De tu falta de conciencia.

Tú, que a tu espíritu niegas

Siendo hombre sólo por el;

Sólo aprenderás de aquél

La verdad de que reniegas,

Por no pesarte en su fiel.

¿Quién te ha dicho que tú seas

Hijo raro del acaso

Ni pobre de inteligencia?

¿No te ves ante la ciencia

Sin espíritu, FRACASO.

Sin poder ser que no seas?

Aun se enturbiaron un poco las aguas... científicas porque, algunos espíritus científicos aplaudieron el soneto, que para ellos, fue una buena "sonata" que celebraron, estudiando "ciencia - espirita" que no encontraban suficiente, por que sólo era el prólogo de Kardec, que es el paliativo que la humanidad podía aprovechar en aquel entonces. Les di a esos espíritus científicos mi "Primer rayo de luz" y... pronto pidieron más. Pensé: ¿Les daría el "Conócete a ti mismo" que dormía en el archivo? Era demasiado revulsivo: no había aún una verdadera escala de estudios que ascendieran al hombre por sus grados austeros, a la antesala de la Sabiduría. Tampoco era del caso entregar el "Buscando a Dios" ni "Los extremos se tocan" porque, si no se conoce el principio Verdad (que bulle en la conciencia de los estudiosos, pero que, se ven asaltados por errores que se tu vieron por verdades) puede el hombre caer en un escepticismo bastante difícil de corregir, o bien en un fanatismo perjudicial para toda causa; y todo esto, esta Escuela, quería y tiene el deber de evitar, o por lo menos, no ser ella causa de ese fanatismo, ni del escepticismo.

Mas estas consideraciones nuestras en bien de la ver dad y de los mismos hombres, son producto de la experiencia del espíritu y del hombre de misión. Pero los atrevidos por inconscientes, nos dijeron apoyándose en el interés que domina a la casi totalidad de los hombres y a la vanidad de tantos autores... copistas de libros sin sentido, que por hacerse ver imprimen, aunque luego se vean las ediciones enteras en el "rastro" comparándonos igual, nos dijeron: "es un cuento; nada tienen de lo que dicen; si lo tuvieran, ya veríamos que lo darían, pues no podemos aceptar que no lleven su interés y deseo de nombre; y si algo tienen y no lo dan, es porque no puede resistir a la "crítica".

Mientras esto nos dicen, hemos preparado para desdecirlos sin hablar, nuestra "Filosofía austera racional", que ha preparado el ambiente necesario, para que el hombre racionalista y los platónicos, vieran que no puede ser el hombre sólo idealista ni estancarse en el formulismo: y ese libro, cumple bien su dura misión.

Como contestación a los capciosos, si teníamos o no en archivo algo que no alcanzaban, tomamos de "Los extremos se tocan" poniendo en párrafo eterno en la filosofía, las siguientes preguntas.

 

PREGUNTAS DE ORDEN METAFÍSICO

¿Conoce el hombre de dónde viene, por que está en la tierra y adonde vá?

2ª ¿Conoce el hombre su trinidad; cómo y dónde se formó y cual es en su trino el primero?

3ª ¿Conoce el hombre a su autor como hombre y a su Creador como Espíritu?

4ª ¿Sabe y comprende el hombre, que su padre, el Creador, está real y por entero en cada hombre, viendo y presenciando sus errores y sus aciertos?

5ª ¿Conoce el hombre las leyes máximas y fatales que rigen la creación?

6ª ¿Sabe y entiende el hombre que el es como hombre la realidad del símbolo del Arca de Noé ideada por Moisés?

7ª ¿Comprende y siente el hombre, la necesidad de la reencarnación del Espíritu y aprecia su justicia?

8ª ¿Comprende y entra en la razón del hombre, que sólo con cuerpo y alma, sólo puede ser y es un animal inferior a los otros animales?

9ª ¿Se atreve el hombre a afirmar, convicto, que la vida y la acción y por lo tanto la demostración de la vida, es sólo del espíritu ?

10ª ¿Entiende el hombre, que el espíritu, es la voluntad ejecutora del Creador y el éter, su eterno pensamiento?

11ª ¿Sabe el hombre, que su espíritu, es consubstancial y coeterno con su padre el Creador?

12ª ¿Comprende el hombre, que sólo la adoración en espíritu y verdad puede hacerse y serle grata al Creador?

13ª ¿Cual es la patria del Espíritu?

14ª ¿Ha presentido el hombre, el centro vibratorio?

15ª ¿Puede el hombre ser sabio, dejando de comprender alguna de estas preguntas?

 

PREGUNTAS DE ORDEN NATURAL

1ª ¿Sabe el hombre cómo nace un mundo?

2ª ¿Se explica racionalmente el hombre las evoluciones del mundo, antes y después de la aparición del hombre?

3ª ¿Sabe el hombre, cómo apareció en la tierra?

4ª ¿Sabe el hombre de dónde ascendía la familia espiritual que ocupó la tierra?

5ª ¿Sabe el hombre el cargo que adquiere, individual y colectivamente, al entrar en la tierra?

6ª ¿Sabe el hombre cómo se forma su conciencia?

7ª ¿Sabe el hombre lo que es su memoria?

8ª ¿Sabe el hombre el desarrollo de loa tres reinos de la naturaleza?

9ª ¿Comprende el hombre que no hay nada sobrenatural en los hechos del hombre y de los mundos?

10ª ¿Sabe el hombre sus facultades y el por que de ellas?

11ª ¿Sabe el hombre lo que es, entre el Universo y el Creador?

12ª ¿Sabe el hombre las funciones y para qué son ellas, de los tres reinos de la naturaleza?

13ª ¿Sabe el hombre las funciones de su cuerpo y para qué las ejerce con respecto a la materia?

14ª ¿Comprende el hombre, que sería injusticia que sus cuerpos murieran?

15ª ¿Comprende el hombre, que sólo una ley lo rige todo y por lo tanto, la pluralidad y diferencia son contra la ley y la razón natural?

 

PREGUNTAS DE ORDEN SOCIAL Y GENERAL

1ª ¿Ha estudiado el hombre la organización de las familias inferiores a el en los tres reinos de la naturaleza?

2ª ¿Ha olvidado el hombre, que cada reino y cada especie, en su libertad de independencia, obedecen a un maestro propio y todos al hombre?

3ª ¿Ha visto el hombre, que de él abajo, todo trabaja en su ley y todos toman en libertad lo que han de menester y nada más?

4ª ¿Ha visto el hombre, la libertad de unos para otros seres en sus colectividades, para la existencia y educación?

5ª ¿Comprende el hombre, si su organización social actual podrá alguna vez darle la paz?

6ª ¿Ha visto el hombre que toda religión es error, pero que cuando es dogmática es un dogal enjabonado y cuya punta está en manos enemigas?

7ª ¿Estaría conforme el hombre, con que la mujer lo sujetara matando su libertad de acción para tomar su estado en el patriarcado?

8ª ¿Comprende el hombre, que la errada educación que se da a mujer y la esclavitud en que se la hace vivir denigra al hombre, porque esclaviza a su madre y a la madre de sus hijos?

9ª ¿Comprende el hombre, que la mujer, en la ley divina y natural es superior al hombre, por el matriarcado y la metafísica que representa?

10ª ¿Ha comprendido el hombre, que la acepción de personas es una falta capital contra la ley de amor y que esto lo llevó al lamentable estado que tenemos en la sociedad?

11ª ¿Ha comprendido el hombre su gran error de inmunizar y dar todo su poder a un solo hombre?

12ª ¿Ha comprendido el hombre, que su error mayor, es mantener y defender fronteras y parcelas?

13ª ¿Ha comprendido el hombre, que la propiedad privada es una usurpación, no al hombre, sino a la ley de la armonía de la Creación?

14ª ¿Ha visto el hombre, que la ley de propiedad extorsiona a todos los hombres?

15ª ¿Comprende el hombre, lo grave que es expulsar de la sociedad o de un territorio a un hombre?

16ª ¿Comprende el hombre, el delito terrible que es, su empeño en conservar por la rutina, lo que sabe, que le daña y le denigra de lo religioso y lo civil?

17ª ¿Comprende el hombre, que su error de dogmatizar las ciencias y las carreras, es un desacato a la universidad del Creador, que es todo el universo?

18ª ¿Comprende el hombre, que sólo el trabajo productivo es de la ley y toda otra ocupación es contra la ley y causa de toda la desorganización?

19ª ¿Sabe el hombre, que no hay ninguna ley de mayoría rigiendo a la sociedad humana, porque no hay ninguna que haya sido sancionada por un verdadero plebiscito?

20ª ¿Comprende el hombre, que no puede existir la sociedad en la forma denigrante que hoy funciona?

21ª ¿Sabe el hombre, que sólo la comuna en su verdadero sentido de justicia, de trabajo y usufructo en común puede darle la paz y bienestar?

22ª ¿Puede el hombre llamarse civilizado y menos sabio, ignorando, o faltando a algunos o todos los anteriores puntos?

23ª Para conseguir, saber y cumplir esos puntos, ¿ha comprendido el hombre que sólo puede lograrlo "conociéndose a sí mismo" y "Amando al hermano"?

¿Es todo esto un buen punto de nuestro haber?

No hemos podido pretender, que todos puedan contestar afirmativamente a todas estas preguntas, porque, hasta el presente, entre todos los misioneros que a la tierra han venido y traídole el progreso, no han podido dar esas explicaciones, porque no había aún suficiente progreso intelectual, ni ¡os espíritus, (en mayoría absoluta) se habían tampoco fraternizado; y, la ley, (que "es como un ser sin entrañas ni sentimiento", porque es la ley y nada más) ha pasado miles de veces sobre todos, aplastándonos como terrible rodillo, hasta que, el dolor, el escarmiento, y... Santa necesidad, nos obligó a darnos la mano amistosamente, los mas conscientes, que ya son absoluta mayoría y, ¡Hora es ya de decirle al hombre! "Conócete a ti mismo" "Ama a tu hermano" yHelo aquí" el "Conócete a ti mismo", para estudio eterno y para proclamar la fraternidad humana como una sola gran familia, viviendo "La Comuna de amor y ley", conquistada sin violencias.

La ley, ese inmenso y terrible rodillo, hizo encajar en sus engranajes en el tiempo justo y oportuno, a! que era su deber, desempolvar el manuscrito y entregármelo a la Lengua de Acero. Nada hace de mas; pero es más meritorio, porque es mayor sacrificio cumplir el deber, que hacer las mas grandes proezas por voluntad.

Loor, pues, al deber cumplido. Cumplid todos el vuestro, siendo esclavos, sólo del deber, porque así, seréis señores de vosotros mismos. Este es el punto encomendado a este misionero mudo para no poder mentir, que se llama "Conócete a ti mismo".

Buenos Aires, mayo de 1924 era vulgar: mes 8 del año 13. Nueva Era.

Joaquín Trincado.