Colonia Jaime, 31 de Julio de 2002 (EV)

CIRCULAR INFORMATIVA

AMADOS HERMANOS TODOS:

En nombre de la Dirección General - Cátedra Central- Colonia y Ciudad Jaime, el hermano Director General Lorenzo B. Juricich, los hermanos integrantes del Consejo Asesor y hermanos Comuneros, saludamos fraternalmente a todos nuestros hermanos que componen la ESCUELA MAGNÉTICO-ESPIRITUAL DE LA COMUNA UNIVERSAL, con el deseo de PAZ, AMOR, TRABAJO para todos vosotros.

Con motivo de la conmemoración, el pasado 25 de julio, del 70 Aniversario de la Fundación de Colonia Jaime, se llevó a cabo un sencillo y emotivo acto al que asistieron Directores de Cátedras, Autoridades Provinciales, Municipales, representantes de Medios de Comunicación, Familiares y Amigos.

La celebración del 70 aniversario fue una jornada muy significativa para la vida de los hermanos de Colonia Jaime en particular y de la Escuela en general. La ceremonia consistió en la entonación del himno nacional argentino, al que siguió un discurso de nuestro Director General, que reflejó el pensamiento sobre la importancia de la vida comunal y el significado profundo de Colonia Jaime como símbolo de la corporización de la doctrina de nuestro maestro y fundador D. Joaquín Trincado.

Continuando con el orden de actividades prevista para ese día, se sirvió a los presentes un almuerzo que consistió en comidas elaboradas con productos típicos de Colonia Jaime. Luego los huéspedes fueron invitados a conocer las instalaciones y distintas actividades de la Colonia.

Es importante resaltar que esta conmemoración contó con la presencia de numerosas personas que desconocían en gran medida el sistema de vida que los hermanos de Colonia Jaime hemos adoptado y aplicamos. De esta forma, se ha percibido que esta celebración ha generado, por esta experiencia vivida, un cambio sensible de opinión y de actitud de muchas personas no vinculadas a la Escuela sobre la naturaleza de nuestra doctrina y de los

principios prácticos que la sustentan, así como las bondades de su materialización en la vida comunal.

Creemos oportuno remitir adjunto esta circular el discurso pronunciado por nuestro Director General para conocimiento de todos los hermanos.

Discurso Director General de la E: M. E. de la C. U con motivo del

70 Aniversario de la Fundación de Colonia Jaime

25 de Julio de 2002-08-06

Queridos Amigos, Hermanas, Hermanos:

Hoy 25 de Julio de 2002, es un día muy especial para todos nosotros. En primer lugar, nuestra provincia de Santiago del Estero celebra un nuevo aniversario de su fundación y rinde tributo a sus símbolos, a sus tradiciones, y a las generaciones que abonaron la historia con sus esfuerzos. Al mismo tiempo, nuestra Colonia Jaime cumple hoy 70 años de vida y desea celebrar muy especialmente esta fecha.

Han sido 70 años de trabajo ininterrumpido y de energías puestas al servicio de un ideal, donde el tesón, el sacrificio y la entrega de los que nos precedieron permite ser hoy lo que somos. También mostrar que Colonia Jaime sigue fielmente el camino trazado por nuestro fundador, el Maestro Joaquín Trincado, y no claudica en el esfuerzo demostrado por las familias pioneras que, con elevados anhelos y una sólida voluntad, hollaron por primera vez con sus férreas manos y herramientas primitivas este querido suelo.

Efectivamente, en 1932, colonos provenientes de otras provincias y hombres y mujeres de esta tierra iniciaron el camino de fundar y hacer posible una comunidad de ideales y de principios, conquistando el monte agreste e inhospitalario del campo santiagueño, desafiando el clima tórrido y seco, y superando las múltiples adversidades.

Muchos fueron los obstáculos que el Maestro trincado encontró en el camino de sentar las bases de una inusual gesta. El descreimiento de muchos llevó a pensar que el proyecto de nuestro fundador era una iniciativa utópica e irrealizable. Su deseo más profundo consistía ver su Doctrina convertida en pan, queriendo significar con ello que el trigo de las ideas se transformaría un día en alimento concreto de las necesidades humanas materiales y espirituales. En un artículo de “El Liberal”, de fecha 26 de julio de 1932, el periodista recogía la afirmación de uno de los primeros colonos, que parecía defenderse del escepticismo de tono crítico que habían encontrado. “Dentro de cinco o seis años, decía al reportero, verá Ud. cómo no es cierto que somos tan locos como se nos dice. Queremos demostrar a la sociedad que esa afirmación que se nos enrostra carece de fundamento.”

70 años más tarde, Colonia Jaime constituye la imagen viviente de una Doctrina filosófica, el Espiritismo, que ostenta orgullosa una tradición milenaria y que se nutre del pensamiento legado por representantes de todas las civilizaciones. Los ideales de fraternidad, amor y tolerancia quedan reflejados en nuestra forma de vida, donde cada uno de nosotros decide trascender su existencia puramente individual en pos del bien de todos y del desarrollo de la comunidad como tal.

No nos refugiamos en dogmatismo alguno para asumir una posición intolerante o evasiva del mundo en general. No estamos separados por ningún muro, material o ideal, de la sociedad que nos rodea. Por el contrario, somos y queremos ser partícipes de nuestra realidad, de los esfuerzos por el desarrollo de la sociedad, de sus tribulaciones y de sus logros, manteniendo nuestra condición de institución apolítica y universalista. Estamos convencidos que podemos aportar al bienestar de todos, teniendo presente que nuestros fines trascienden grupos, sectores, interese o parcialidades de cualquier tipo. Por eso nuestra Escuela refleja una comunidad abierta a toda persona que desee compartir la vida comunal.

Somos representantes de una filosofía de vida, que privilegia al principio de que es importante no contentarse con enseñar, sino ser uno mismo el reflejo de lo que enseña.

Nuestra vida en Colonia Jaime se jalona diariamente por el trabajo y el esfuerzo de todos. Hombres y mujeres trabajamos diariamente sin descanso, pues sabemos que solamente el esfuerzo cotidiano puede permitir nuestra subsistencia y asegurar el porvenir para las generaciones futuras. Entre nosotros no existe jerarquías, ni privilegios, ni nos permitimos distinguir entre funciones superiores o subalternas. Todos y cada uno de nosotros desempeñamos tareas que son importantes para todos los demás. El trabajo de la tierra, la atención de los animales o la cocina ocupan nuestro tiempo tanto como criar a nuestros hijos, recibir delegaciones de estudiantes, estudiar la doctrina o asistir a nuestros vecinos.

Vaya asimismo un reconocimiento a todas las mujeres de esta casa, que además de sus diversas funciones en la comunidad, deben cumplir el papel de esposas, madres, abuelas, cuidar el hogar y hacer la vida más agradable para todos. Quiero también rendir tributo a muchos hermanos y hermanas que hoy me rodean y cuyos avanzados años testimonian que han sido y son una presencia y un apoyo importante para la prosperidad de nuestra comunidad. De igual forma, deseo rendir tributo a todos aquellos que hoy no están materialmente entre nosotros, pero que sabemos que, en espíritu, siguen acompañándonos, protegiéndonos y velando por nuestro bienestar.

Nos alegramos de que todos ustedes puedan estar hoy con nosotros y sabemos que la alegría que hoy sentimos es compartida por muchos que, sin ser parte de nuestra Escuela, a lo largo del tiempo han llegado a conocernos, a frecuentarnos y, de muchas formas, nos han ayudado a nuestros esfuerzos y desafíos, en nuestros logros y conquistas.

Esperamos que este día sirva para que todos disfrutemos de una tarde juntos y que ustedes puedan conocer y comprender nuestra forma de vida. Como dice un proverbio, “ningún hombre es una isla”. Necesitamos también de ustedes y de vuestra comprensión y apoyo. Conocernos como realmente somos es ya una forma de asistirnos.

Muchas gracias por estar aquí y sean todos bienvenidos.

Con estas sencillas palabras, hemos querido compartir con nuestros hermanos, lo que fue la celebración del 70 Aniversario de Colonia Jaime.

Siempre Más Allá.

 

Dirección General- Cátedra Central

Colonia Jaime