Capítulo Catorce

DOCTRINA DEL ESPIRITISMO

Párrafo I

Mi principio fundamental dictado por el mismo Abraham ante muchos testigos presenciales.

TEXTO DEL TESTAMENTO SECRETO DE ABRAHAM

"Hellí uno. Creador Universal, no tiene principio, es Eterno, los hombres son sus hijos y él su herencia".

"Los mundos son infinitos y el hombre ha de vivir en todos los que hoy existen pero la creación sigue y no se acaba".

"Todos los mundos se comunican unos con otros en amor y justicia y Hellí en ello se engrandece".

"Todos los hijos de Hellí que llamáis ángeles, hombres fueron; porque yo hablé con Noé que parecía ángel, porque yo hablé con Adán y parecía ángel, porque hablé con Eva y la ví parir un Salvador y es un hijo de Hellí que ya vivió en otro mundo".

"Yo soy de la raza de Adán y mis hijos son de la raza de Adán que tienen que salvar a la raza primera que pobló la tierra, porque Adán y su familla vino con luz y sabiduría de Hellí".

"Hellí habla a los hombres, por los espíritus de los hombres que parecen ángeles porque tienen luz de Sol".

"Y cuando me habló Adán que era ángel, ví muchos espíritus que fueron hombres y eran negros de hollín y boca y ojos tenían de fuego y los llamé demonios, porque hacían el mal".

"Y esto lo han visto los egipcios y de otras tierras y los han creído Dios y demonios; y los demonios, que fueron hombres, pelean con los hombres; y los hombres no los ven y sus obras no las ven, porque les dan placer a la carne".

"Y como dan placer a la carne, los toman los hombres que son de carne y no ven a Adán que parece ángel".

"Y Hellí me ha dicho: Mi luz di en Adán, para mis hijos y cuando la conocerán me serán fieles; y de Abraham mi hijo, nacerá mi hijo que es la verdad y no la querrán".

"Y mi hijo tiene hermanos que tienen Luz y Verdad de Hellí y me traerán a mis hijos que son sus hermanos".

"Y tu hijo lsaac y los que después serán, hablarán con mis espíritus que ángeles llamáis".

"Y mis hijos negros de hollín que Demonios llamáis, enseñan a los hermanos de la came, que son mis hijos, los deleites y los placeres y los males de matar y creen porque no ven la luz de Hellí, que son Dioses; y la lucha es y el mal es y los sufrimientos es lo que los pagan".

"Los hijos de Abraham, guardarán la palabra de Hellí hasta el día que escribiré mi Ley y será mi luz entre todos".

"Y contaréis los tiempos por siglos de cien años; y los siglos serán treinta y seis, desde que escribiré mi Ley hasta que la tierra la sabrá".

"Y de este siglo mis hijos serán de luz, porque verán la luz de su Padre que les darán mis espíritus".

"Todo esto me dijo Hellí".

"Hijo mío Isaac, guarda el secreto de Hellí nuestro Padre y dalo a tus primogénitos, hasta el día de la comunidad".

ABRAHAM

 

Ya tienes, humanidad, lo que en largos siglos fue secreto, porque no tenías suficiente progreso para penetrarlo. Hoy te se descubre y te se dice esta verdad de la verdad y los hombres no lo pueden dudar ni interpretar con error, porque no lo admite.

Ya puedes, humanidad, encaminarte a la luz bajo esa doctrina que es de la comunión universal, para la tierra, representada en el Espiritismo; pero, cuídate del Espirítualismo, que éste, es la máscara con que se cubren los "negros de hollín", a los que hay que lavar para llevarlos al Padre.

No podréis menos de reconocer la grandeza de la verdad que os he dado, que desde hoy es el principio eterno que tiene al descubierto y puesto en alto, esta fracción del mundo universal que se llama Tierra y la sostendrá el Espiritismo, porque es la unidad universal en la tierra y en todos los mundos, en la que militan todos los espíritus de Luz y de progreso que tienen la misión, de llevar al Padre a todos sus hijos, señalándoles el camino y las fuentes de las aguas puras donde lavar su tizne y hollín.

El espiritismo está compendiado en estos principios fundamentales:

Existencia del Creador.

Existencia e inmortalidad del espíritu.

Comunicación constante de los espíritus.

Vida eterna y continuada.

Pluralidad de mundos habitados.

Progreso indefinido e infinito.

Su culto y ritos, son los dictados, tiliales y naturales y racionales que nadie puede dejar de practicarlos con la mayor naturalidad y ya han sido compendiados así:

Tened por templo el Universo.

Por altar el corazón del hermano.

Por imagen el Amor.

Con un único sacerdote, la conciencia.

El estandarte que enarbola el Espiritismo está simplificado en "Justicia, Igualdad, Fraternidad", pero yo vengo a simplificarlo aun más y de hoy, el estandarte es "Amor" que es el Dios que busqué, encontré y le entrego a la humanidad, cual me fue mandado.