Párrafo II
LOS TENIDOS POR LOCOS, SON LOS CUERDOS HOY

Hemos dado pruebas históricas de la existencia del espiritismo; se dice que "los espiritistas son locos ... y es obra de tontos e ignorantes". Registro las fuentes de estos dichos ... Y, mi alarma en la confirmación de la Santa Sede, se ha comprobado; de allí nace la intriga, y se apoyan en las prohibiciones del antiguo testamento. Pues bien. Locos, tontos e ignorantes son ellos los sacerdotes que no saben discemir y, si disciernen y aún siguen intrigando y predicando en contra del espiritismo, es por egoísmo y miedo, y su astucia ha ido lejos y ya ha hecho una amalgama, aprovechando el prejuicio de los espiritistas curiosos y fenomenistas y los ha convertido en espiritualistas que son peor que los católicos y cristianos, porque están disfrazados y en el nombre dicen ser espiritistas; pero en las obras son religiosos. Pero esto, ya lo daremos en otro libro más esencial. Lo quedo anotado, para impresión de muchos engañados y engañadores y para demostrar, que el figurado desfigurado y temido Anticristo, no dejará piedra sobre piedra; es necesario Ievantarlas todas, para edificar para siempre y no para un período. No es menos digno de esto el "Dios de Amor" que les señalo a los hombres.

Ahora, sigamos registrando datos contemporáneos, a ver los tontos e ignorantes que han trabajado y trabajan en el replanteo del espiritismo, y presento una lista de "gente conocida" como diría un gacetillero.

Emilio Castelar, Víctor Hugo, César Lombroso, Schiapparelli, Wagner, Butteron, Edison, Augusto de Morgan, Willlams Crokes, Robert-Hare, Victoriano Sardou, Gladstone, Rodislao, Carlos Richet, Rusell, Wallace, Challis Mapes, Robert Houdin, Ochorowirt, conde Aksakof, J. Zoliver, Samuel Ballachine, Camile Flammarión. 0. J. Lodge, Tury, Oaffaler, Golds Schmitt, Paul Gibier, Axon, Herbst Majo, Naran W. Lennior, Cromwell, J. Varley, Edmons, conde de Rochas, Porro, Curié, Amicis, Botán y miles y miles de sabios más, (1) y pregunto: ¿Son esta pléyade de lumbreras en todas las ciencias, locos, tontos e ignorantes?

¿Y de la antigüedad? ¿Adán y Eva, Shet y Abraham, qué fueron? No tenéis su testamento secreto y no podéis contestar; pero alguien lo tiene y os lo va a dar. ¿Y Moisés? ¿Y el suegro de Moisés? ¿Y los profetas llorones o cantores? Yo sé lo que eran, como sé el caso y como se efectúa de Antonio de Padua, que estando predicando en otra parte, sin faltar del púlpito, se presenta y lo ven en Roma ante el tribunal que juzgaba a su padre. Pero sigamos hojeando.

Topo al rozar, algo que es un poco largo; pero al terminar, lo agradecerá el lector y lo leerá por su belleza muchas veces.

DIOS

¿Porqué no ves a Dios no crees ateo?

Yo creo en él, porque doquier le veo.

Ciego nacer debiste

Puesto que dices que jamás le has visto.

Yo, aunque jamás le viera, de que existe

Tendría convicción, porque yo existo,

Y mi existencia

Me revela su ser y su omnipotencia.

Probarme que no le hay, te es imposible;

Luego que le hay es infalible.

Esta alma oculta que mi ser anima,

Que le da movimiento, inteligencia,

Palabra y voluntad, cuya existencia

Siento cernerse de mi polvo encima,

Debe ser una chispa de su Esencia.

Mi alma tiende hacia Dios; Dios es su centro;

Luego hay algo de Dios en mi alma dentro.

Cuanto dentro de mí y en torno mío

En la tierra en el mar y en el vacío (2)

Brota con germen, o con ser respira

Desde el Sol hasta el átomo más leve,

Todo prueba que hay Dios, que haberle debe.

¿Tú no lo ves? ¿No crees en él, ateo?

Te compadezco porque soy tu amigo.

Por ser tu hermano en Dios, mas ven conmigo.

Ven el libro a leer en que yo leo

La existencia de Dios; si no consigo

Que tu le veas donde yo le veo

Y que creas en él como yo creo,

Renunciaré a la fe que en él abrigo.

Ateo. ¿Crees en tí? Tienes conciencia

De que tienes un cuerpo que respira,

Que oye, que vé, que siente la existencia

¡Material! ¿A tu cuerpo crees que inspira

Otra oculta incorpórea inteligencia. . .

Que piensa, quiere, ama, odia, cree y razona,

Y la voluntad que con tu cuerpo gira. . . ?

En fin ¿crees o no crees en tu persona?

Sí, porque es imposible que no creas

Que vives, que tu espíritu en ti existe;

Y que un alma hay en ti fuerza es que veas

Puesto que tu a tí mismo no te hiciste;

Y pues, tu no has podido hacer que no seas,

Por ti, hay alguno por quien hecho fuíste,

Porque si tu ser, por sí mismo, ser no sabe ...

¿Quién, del ser de tu ser, tiene la llave?

Alguien te dio el espíritu que tienes.

El alma noble que tu cuerpo anima;

Y ese ser superior de quien tu vienes,

Para que en tu alma espiritual imprima

La inteligencla que en tu ser mantienes,

De tu ser, es preciso que esté encima

Y que una esencla mayor sea y más pura,

Pues El, es creador; tú, criatura.

¿Y quién mayor que tú, ¡rey de la tierra!. . .

Que la visible creaciòn dominas

Que sondas los misterios que en sí encierra

Que el curso de los astros examinas,

A cuya mano señorial no cierra

Ni el mar sus senos, ni el peñón sus minas,

Y ante quien sólo está tras su velo

De impenetrable azul cerrando, el cielo?

Y allí. ¿Qué puede haber más que esa esencia

De quien dependes tú, el ser perfecto,

El creador, la suma omnipotencia,

La causa de quien eres el efecto;

Dios, en fin, de quien prueba la existencia

Tu ser, mezquino de su ser respecto;

Dios el gran ser, de quien tu ser hubiste?

Luego, si existes tú, tu Dios existe.

JOSE ZORRILLA

El autor fue un médium intuitivo y vidente, tenemos casos comprobados.