Joaquín Trincado
Viernes 29 de Diciembre de 1950
Médium Virginia - Escritura

Un nuevo año de la era apócrifa está a la vista, y otro más termina para los que aun no conocen que ha empezado a contarse una nueva era, una era de progreso, de luz, de sabiduría para la humanidad.

Pues bien; para todos los que ignoran estas disposiciones de la Ley, es el momento de hacer un balance de sus acciones; y qué pocos son los satisfechos de sus acciones; y qué pocos son los satisfechos de su labor, la humanidad, en general, tiembla cuando analiza los sucesos ocurridos durante el presente año y teme y presiente en lo futuro la catástrofe, consecuencia de las ambiciones de los dominadores del oro.

Y vosotros no escapáis a ese jalón, pues la afinidad os arrastra, a pesar vuestro, y repercute en vuestras actividades esa febril espera de los hombres.

Los buitres se aprestan a devorar cadáveres; las hienas sienten la proximidad de la sangre que se verterá y se vierte desde hace tiempo; mas vosotros, que conocéis la clave de la justicia, sois la antorcha que ilumina el caos, lleváis una bandera que no se ha manchado ni se manchará con la sangre de los hombres, aunque sean ellos los peores verdugos de la humanidad.

Porque esta égida ha venido a cubrir en sus pliegues las llagas de los hombres, y viene a enjugar las lágrimas de todos los que sufren, y bajo sus colores esplenderá el amor fraterno.

Así decid a los hombres que temerosos escrutan el porvenir, que confíen en la justicia y esperen en el amor de Eloí el desarrollo de los acontecimientos que en el nuevo año llegarán a la Tierra. Cada día, cada minuto que transcurra nos acerca a ese bello momento tan anhelado.

Ya verán caer a los dioses que por siglos encadenaron a los hombres, y verán desaparecer las fronteras y reinar la fraternidad ¿cómo? con los mismos medios que aporten los hombres, mas la hora se acerca y pronto veréis caer lo que hacen los tronos dorados y los harapos miserables.

El hombre recibió de Eloí un mandato y se acerca el día feliz de cumplirlo en su plenitud y completa integridad.

Ahora los hombres se sienten culpables y por eso temen, mas habrá luz para todos los que la busquen, y la Tierra recibe el rocío cósmico que le envían sus afines, y vosotros, seguid el mismo ritmo, seguid con mayor empeño ahora que ya tenéis en las manos el fruto de vuestros esfuerzos.

Pesad vuestras responsabilidades en los momentos actuales; cuando todos se preparan, cuando todos se agitan y mueven sus piezas más valiosas, vosotros no podéis ser ajenos a esta fiebre incontenible. Trabajad con tesón y firmeza; tenéis sólida base; ahora os toca seguir la obra y quiero que sea tan fuerte como su base, pues es el sostén y refugio de la sabiduría de la Tierra.

Eloí os llene de amor y tengáis para darlo a vuestros hermanos.

Joaquín Trincado.

Joaquín Trincado
Viernes 23 de Septiembre de 1950
Médium Hortensia - Escritura

Luz y verdad os iluminen; os lo desea vuestro Maestro.

Cuántos lustros han pasado para llegar al tiempo actual. Cuántas luchas y esfuerzos, pues luchábamos casi en la obscuridad y los habitantes de la Tierra, obscurecidos por sus pasiones, se resistían a recibir nuestras enseñanzas.

Cuántas encarnaciones necesitamos para ir dominando aquellas tribus de salvajes que sólo tenían forma de hombres pero su ferocidad rivalizaba con la de las fieras y su aspecto físico imitaba a los grandes simios. Su reproducción era numerosa, pero casi no formaban familias sino que, como manadas, andaban de un lugar a otro, persiguiendo y asesinando a los que veníamos a civilizarlos. Tuvimos que empezar por ir mezclando nuestra sangre a la de ellos para ir dominando su ferocidad.

Poco a poco, con perseverancia, fuimos sembrando con amor.

Ya comprenderéis cuál fue nuestro esfuerzo. Vosotros os contabais entre ellos, y, encarnación tras encarnación, fuimos poniendo un grano de arena hasta formar verdaderas rocas inconmovibles con vuestras creencias que logramos cimentar hasta llegar a haceros paladines de las doctrinas y, hoy, camináis ya bañados de luz que sirve de guía a los más retrasados y les da fuerza para seguir el camino que los conduce a la sabiduría.

Estad contentos de vuestra experiencia, que os ha servido para adquirir luz; pero seguid perseverando con el mismo amor para que sirváis de luminarias vivientes y así, ser directores de escuelas y centros de recreación y de estudio, que pronto se va a necesitar de vuestra actuación para enseñar a las multitudes que necesitarán de nuevos directores para iluminarlos en su ignorancia.

Mientras tanto, perseverad en el estudio y procurad amar a todos vuestros hermanos, que mientras más améis, agrandaréis más vuestra luz.

Esos son los deseos de vuestro Maestro.

Joaquín Trincado.

Joaquín Trincado
Jueves 129 de Octubre de 1950
Médium Virginia - Hortensia

Bienvenidos seáis. hermanos míos:

La unión de pensamientos es la que atrae la corriente que rodea y flota en el ambiente.

Vosotros os reunís para celebrar un acontecimiento, conmemorando el descubrimiento de América o, cuando menos, a eso hace referencia la fecha actual. Esto, como sabéis, fue como dar a conocer las tierras prometidas a Jacob pues estas tierras cuentan más tiempo de existencia que muchas de las habidas en el viejo mundo, puesto que ya existían cuando la Atlántida, solo que, con el cataclismo, se perdió el dato de su existencia, y aquí fue habitado por razas que llegaron a un grado muy alto de adelanto, de civilización; sólo les faltó una moral que hiciera una unión de un solo ideal; sin embargo, como en la Ley estaba escrito que resurgirían como tierra de promisión, a su debido tiempo fueron reveladas al mundo para cumplir la misión que le estaba encomendada, y hoy florecen aquí las ideas de liberación, de fraternidad y de una unión universal y aquí será donde se realice el ideal, largo tiempo incubado por los hombres de progreso, y llevada a cabo su realización, formando el principio de la Comuna de Amor y Ley.

Esto os lo asegura vuestro Maestro-Juez.

Joaquín Trincado.