Joaquín Trincado
Lunes 20 de Septiembre de 1948
Médium Margarita-Posesión

Buenos días:

La Cátedra Regional Mexicana puede contestar: Aquí estamos. Los surcos han sido abiertos con el esfuerzo de nuestros brazos y la simiente ha sido sembrada y regada con el sudor de nuestra frente y las lágrimas de nuestro corazón.

El amor la ha fecundado, y aquí están nuestros frutos, que mostramos al Universo entero.

Aquí está nuestra obra, obra de hermanos humildes, pobres en materia, pero grandes en espíritu, llenos de fe y entusiasmo, que podemos, con las frentes levantadas, enseñar el fruto que esta parcela, regada con amor, ha producido ya.

Sí; la Cátedra Regional Mexicana ha dado sus frutos, ha sido fiel, ha sido grande en la lucha, fuerte en el dolor, constante en el trabajo. Ha respondido y puede contestar a lo que se os ha preguntado.

Si bien es cierto que del seno de la propia familia han desertado algunos hermanos, no han desertado de la Escuela; han cambiado de casa, pero siguen, también, estudiando y progresando. Buscan sus afinidades, de acuerdo con su grado de progreso, con aquellos hermanos. Así es que nada se ha perdido, todo está ganado.

¡Adelante, hermanos! ¡Adelante mis discípulos! ¡Adelante mis soldados! satisfechos porque el trabajo es heroico y aunque creáis que está en la obscuridad, habéis dado tanta luz a millones de hermanos encarnados y desencarnados...

Satisfecho estoy y en esta ocasión os lo digo con júbilo.

Seguid así y triunfaremos, triunfaremos en materia, como estamos triunfando en espíritu.

Dais la fuerza, dais la materia, dais los elementos. Seguir prestándoos así y los desencarnados seguiremos laborando por vuestro conducto y dando a la humanidad de este mundo esa doctrina hermosa y redentora.

Eloí os bendiga y así, todos unidos, iremos siempre más allá.

Joaquín Trincado.