Joaquín Trincado
Lunes 1° de Marzo de 1948
Médium Margarita-Posesión

Buenos días:

Hermanos míos: ¡Arriba esas caras! ¡Ánimo! ¡Esperanza!

¿Qué no sois espiritistas que por pequeñas penas materiales bajáis la cabeza?

No; vosotros vais hacia la luz, vais hacia el progreso. La justicia está con vosotros. Tropezones del camino no os harán caer, no os derrumbarán.

Los enemigos creen tener poder, pero no lo tienen.

Desarrollad toda vuestra fuerza; lleváis una dínamo dentro de vosotros mismos. Sois grandes, sois poderosos, porque sois una parte de el Padre, y, por lo mismo, sois hermosos, sois luminosos.

Si todos los hombres supieran lo que sabéis vosotros, de lo que sois capaces...

¿Por qué amedrentaros? ¿Por qué llenaros de temores fútiles? No, hermanos míos; los estudiantes de mi Escuela, mis soldados, van adelante siempre con la frente alta y con el pecho erguido, sí, porque llevan una mira, porque llevan un ideal, porque van tras de una realidad y saben que una vida material no significa nada para la gran obra universal en que estamos empeñados.

Habéis dado vuestra palabra, cumplidla, pero cumplidla sonrientes, no entregados al dolos, al abatimiento, porque esas obsesiones obscurecen vuestra mente y esas situaciones que parecen tan negras, os las hacéis vosotros mismos porque esos momentos de pesimismo, de duda, os atraen afines iguales. No; llenos de esperanza, de confianza, de seguridad, de fe en el porvenir y así, desvinculados de vuestras penas, todos unidos, todos contentos, todos en un solo amor y en un solo deseo, iremos siempre más allá.

Joaquín Trincado.