Joaquín Trincado
Viernes 6 de Diciembre de 1946
Médium Virginia - Escritura

Estoy con vosotros hermanos y os saludo en el amor del Padre.

No puedo menos de sentirme con justicia satisfecho de haber elegido como buen labrados, la mejor tierra para sembrar en ella la semilla del progreso y de la verdad.

Vosotros hermanos, mis fieles batalladores, me estoy sintiendo muy feliz de encontrar la escuela que con tantos afanes y luchas fundé, en vuestras manos. Seréis vosotros los que como lo habéis prometido llevaréis a toda la Tierra esta mies que os he entregado.

Llevad a todas partes las enseñanzas inmejorables que contiene nuestra biblioteca. En vuestras reuniones propicias atended a la inspiración, y el guía estará ahí para ayudaros.

Su fuese posible que en todos los hogares se leyera algo de la Escuela, cuánto iríamos ganando, pero no son las condiciones actuales, las que se necesitan para intensificar las obras en esa forma, porque os aplastarían, os expondríais a los ataques de los fanáticos religiosos.

Pero si manifestáis vuestras ideas en forma hábil e inteligente, nadie podrá acusaros, porque la ley permite la libertad de expresar las ideas en forma oral.

Os doy pues hermanos míos, esta consigna: Difundir las enseñanzas de nuestra Escuela, hasta donde más sea posible.

No dejéis de hacer cuantos esfuerzos sean necesarios para llevar adelante esta obra.

No os faltará elocuencia, disponeros a recibir y tendréis cuanto haga falta.

Estamos empeñados en una grave lucha y se ve que vosotros vais adelante sin fallar un paso.

Adelante pues sin temores, sin descanso, es la hora decisiva y estamos prestos a dar a la humanidad el régimen de amor y ley en la comuna universal.

Joaquín Trincado.