361001n91

Del libro inédito “Después del Juicio”

Tomo 3º de Comunicaciones

El médium Portillo vio acercarse el espíritu del hoy P.X. El día anterior habían telegrafiado a España su desencarnación y de allí trascendió a todas partes. Fue desmentido después y esto es extraño. Aunque el Pontífice de los cristianos sea lo mismo que cada hombre, la jerarquía que le quieren reconocer los que siguen la religión Católica, es cosa rara gastar una broma de ese género y saliendo precisamente del Vaticano. Falso que sea, es una jugada política muy fea por cierto, y sólo propia del secretario de Estado del Vaticano, quien aspira a sucederle. Pero como España no tiene representación ante la Santa Sede, por la intransigencia de ésta, aquella no le quiere dar intromisión en sus asuntos políticos y administrativos. Se le mandó a este gobierno la noticia dando tiempo a que él la publicara para desmentirla luego desde Roma y así obligar al gobierno de Canalejas, al que no ha podido dominar el Papa.

Se influye en todo momento en el ánimo del monarca español y en el de Canalejas y vimos resolver crisis, y se les señala espiritualmente los peligros; no se dejará España envolver por la política rastrera de los llamados conservadores, ni por la ambiciosa y traicionera del Vaticano, que caerá a un golpe español, porque así está decretado en los Consejos del Padre, para la salud de las almas y la paz universal.

Y debía de ser ello sin que la madre de naciones llore y desangre, porque debilitada ella, la Bestia querrá posar su repugnante garra sobre la cerviz del siempre viril león hispano, que al mesar de su melena conmoverá al mundo entero.

Fechado el 12 de abril de 1912 en Buenos Aires.

Medianímicas

s/c
Septiembre 4 de 1936
Por la Médium M. R. de T.

Buenas noches, que la Paz y el Amor sea con todos vosotros.

Yo veo vuestros pensamientos; yo veo en vosotros que venís en busca de una aclaración ya que sabéis lo que ha de suceder. Tenéis el pensamiento en cual ha de fracasar. Sabed que sólo la Justicia puede remediar la situación de verdadera angustia en que está el mundo por causa de malas leyes de aprensión que al oprimir los espíritus encarnados y desencarnados se rebelan contra los errores y las injusticias. Yo sólo os digo, que mucho lo tenéis advertido desde hace un cuarto de siglo que venimos a traeros las advertencias, a señalar el verdadero camino. Otros hechos hay que han de venir detrás de éstos, porque la humanidad no quiere detenerse, cosas que sucederán porque así se han empeñado los que han empapado de prejuicios a la humanidad; otros sucesos que han de venir, porque los perversos no han de dejar de atraparse a la cizaña, y son sus siembras para el día de mañana, porque aún cuando la razón y la Justicia llegará a imponerse, no se darán por vencidos los espíritus de la perversidad. No es de ley en verdad la situación en que se encuentran colocados los valientes espíritus misioneros que han debido ser los primeros a afrontar la carrera, para que de una vez por todas esta terrible y larga agonía, terminara de una vez.

Siglos amargos, de amalgama, ha tenido que soportar esta humanidad, pero deberá terminar, es necesario que esta sea ya la última, es necesario que despierten las conciencias oscurecidas o adormecidas, es necesario que redoblen su esfuerzo, es necesario que aquellos sacudan su marasmo, para que su razón destelle porque aún la razón es débil y se cae en la confusión. Trabajad con fe y cumpliendo la misión, seguir en la Causa grande señalada a los hombres del planeta Tierra, que produce la satisfacción por Amor; y da alegría, con ansia de fe y de entusiasmo, y os dejo a todos mi amor. Buenas noches.

Versión taquigráfica de Samuel Campillo.

Nota del capturista: en este última no sale escrito el nombre del comunicante.