341201n47

AUTOFONICAS

L. U. 1. -C. S. -E. V.

Ahora se les descubre a los hombres el dicho del profeta: "A ruda batalla te mandó el señor". Mas también se confirma que "sus ángeles te mando para defenderte y custodiarte". Y es el caso, hermano, que los dioses antagónicos, sus sacerdotes y pontífices lo cantan, y... aquí se prueba la sabiduría del Padre; la previsión de los Consejos de Justicia del Padre que inspiraron al profeta; aquí se prueba, repito, tu apotegma: "La sabiduría consiste en tomar del mal el menos y sacar bien del mal", porque, los mismos enemigos de la verdad, de la justicia, de la sabiduría y del amor, repiten, cantando en antífonas: "A ruda batalla te mandó el señor"; pero, "te mando sus ángeles para que te auxilien, te guarden y te custodien". Ellos, pues, en su aberración y ceguera, en sus cantos, recuerdan a la acción de la Justicia   su deber, en la ley del Talión.

Por doquiera que se extienda la vista en el mundo tierra, todo es locura; todo es traición, todo es perversidad; todo es el desborde de los odios, pero que demuestra la impotencia de los perversos, en que, sólo con la tiranía más abyecta, en el odio más descarado que los muestra en sus entrañas desalmadas que en otrora podían ocultar, pero que hoy no pueden, porque los espíritus de Luz, los ángeles del Señor velan y descubren hasta lo más recóndito de sus conciencias, aparentan triunfar; pero que es, claramente, la confesión de su derrota vergonzosa.

¿Es que antes no les era posible a los espíritus descubrirlos?... ¡Oh!... Admirar el amor del Padre y su justicia en esto.

"Mi luz di en Adán para mis hijos, y cuando la conocerán me serán fieles"; llamó y llama hijos a todos, denominados que sean por Abraham conforme al lenguaje, "ángeles y demonios". Pero señala un tiempo preciso, que el Investigador, con matemática exacta comprendió suficiente, para que todos lo conocieran y da una ley, de amor a Hellí y al prójimo, que debía ser el medio igual que todos tendrían. La luz de los espíritus de Justicia, de progreso y gobierno del universo, lo mismo antes que ahora, podían, por su luz y sabiduría, descubrir los más recónditos rincones de las almas, de las conciencias aberradas: pero, la tregua de 36 siglos debía cumplirse, sin la mínima coacción a los instintos; y los espíritus de luz, no quebraron el querer del Padre y se les dejó a sus anchas; no sin tener grandes sufrimientos, en las cruzadas, en la decapitación de los de Villalar, en la inquisición, en los hugonotes, en la San Bartolomé, en Waterloo y tantas otras hazañas de la insaciable bestia antigua y nueva y las crueldades despiadadas del dragón, nacido de las bestias. Mas se cumplieron los 36 siglos, y, el mismo Investigador vuelve en autos de juez y rompe la cortina puesta en amor por el amor del Padre, a las almas, a las conciencias, para que los fiscales penetren ahora en esos sepulcros herrumbrosos y... todo queda al descubierto. Hemos cumplido la Ley de Amor, tolerando las perversidades. Hoy pues, en el mismo cumplimiento, no consentimos, ni toleramos. El tiempo de preparación al acto que acabará con esa pequeña, casi sin número, grey de la bestia, está llegando a su último milímetro de su espacio. Lo saben los perversos, y saben también que su rodar estrepitoso es inminente, cercano y espectacular y acuden a sus últimos desahogos, que ya, sólo con ruines actos, con engaños de astucia, logran hacer ver su triunfo, que no es sino un titilar de un fuego fatuo, de su propio cadáver.

Nada, pues, se puede ocultar a los espíritus de Luz, que como cantó el profeta se cumple: "A ruda batalla te mandó el Señor", pero "El Señor te manda sus ángeles para que te custodien, te defiendan y te guíen por todos tus caminos". "Angelis suis mandavit de te, ut custodiant te, in omnibiis tuis", dice el texto que ellos cantan.

Que las huestes del progreso que las Cátedras del Espiritismo Luz y Verdad, al recibir el estudio que ahora se les confía, enderecen sus pasos y alumbren sus caminos con esa Luz inconfundible y anatomicen sus almas, sus conciencias, con ese escalpelo, fino como la verdad, pero como la verdad, amargo.

El Amor de los Consejos Superiores está con vosotros. La perversidad triunfará, si pueden apagar la Luz del Espíritu de Verdad, que sólo podría ser, destruyendo el universo.

E. V.

Se da el autófono a quien una traición ha herido:

L. U. 2. -T -B. Rivadavia

Aún hacen vibrar las cuerdas de nuestros espíritus, fuertes en la libertad, la democracia y la justicia, por la indigna y vergonzante traición. El Espíritu, tiene por patria el universo; pero el buen gobierno del universo, en cada mundo, en cada porción étnica de cada mundo, señala sus comisiones de progreso, para el progreso. La tierra de promisión la tomó él... quien le fuera prometida y señaló él la comisión defensora del progreso. El progreso está en camino avanzando; mas los traidores, los perversos, nos hieren a traición; han perdido hasta el último átomo de la hidalguía hispana y de la nobleza gaucha. El retrueque se ha anunciado al instante mismo de descubrirse la astuta traición: de las consecuencias, culpables son los traidores, los anti-patriotas, destripadores de la Constitución Nacional.

La comisión defensora de las llamadas en la profecía "Islas apartadas", de la confirmada "Tierra de promisión", al Superior Consejo de Justicia del plano acude, y desde él vibramos a LA BALANZA el "Alerta hermanos del progreso". "La patria está en el más grave peligro que nunca tuviera". No dejéis maltrecha la libertad y soberanía de conciencia y pensamiento que tanto nos costó legaros. No está en peligro el territorio: Está en peligro la dignidad, en la imposición traidora de la religión en la educación y la enseñanza, lo vemos, lo sabemos, lo haremos; pero no cumpliéramos los comisionados de la justicia, sin vibrar nuestra voz al pueblo de nuestros sufrimientos y de nuestro amor. "Basta de Cruz y de Espada", se ha escrito en un rótulo inmenso en la atmósfera que circunda toda la tierra, para que todos lo lean. Esto quiere decir, también, basta de luchas sangrientas y de esclavitud.

Honor, dignidad, patriotismo amplio, con fronteras abiertas; justicia y fraternidad y trabajo, trabajo y estudio del universo, que no es religioso, ni militar, ni antagónico, porque es la casa del Padre Creador, que ordena la depuración de las familias de cada mundo y es ahora la depuración de nuestro mundo, que es lo que aún quieren estorbar los de la cruz creadores de la espada; pero ya no ha lugar. Lo que pronunció ante los Consejos Superiores de los libertadores, y educadores para constancia del cumplimiento de nuestro deber, por el que lamamos y pedimos la acción de la Justicia.

B. Rivadavia.

MEDIANIMICAS

G. M.
COLONIA "JAIME", AGOSTO 31 DE 1934
Médium: A. J.

Buenas noches, hermanos.

Vengo a traeros la explicación exacta de una verdad, pero verdad grande e intensa para la humanidad, porque mis triunfos di para el mundo tierra en el tiempo necesario para la explicación y la comprensión exacta de la existencia del Espiritismo, porque es él antiguo, tan antiguo como el Creador, pero es encomendación ordenada, de justicia y verdad del Espíritu que obra continuamente en los seres de la tierra. Cruzar las ondas del espacio y transmitirlas por un mínimo aparato y por otro apenas complicado que las recibe, ha sido un hecho sorprendente, admirable del momento; pero vulgarizándose, sólo sirve para dar momentos de alegría a los que de lejanas regiones, entéranse por este medio de lo que acontece a sus otros hermanos. Esto me fue encomendado. ¿Lo cumplí en rigor?.. ¿Por qué en Materia no procuré el momento alegre de presentarme ante vosotros por otro instrumento y por otro medio para haceros presente mi amor, para los hombres que me han de oír por todas partes? Me confirma, que en mi cruda lucha en el cumplimiento de mi deber, di todo lo que me dieron para que se comunicasen los pueblos con los pueblos y las naciones con las naciones; pero todo cuanto di fue traído de otros mundos, aprendido en largas y continuadas existencias; me fue concedido no para el mal uso, sino para que sirviera de comodidad y solaz para todos; obsequio grande, que aun no se ha sabido valorar.

Falta sólo que los hombres sepan estudiar el espiritismo y quieran poner en práctica sus doctrinas de moral y fraternidad, base de todo bien social, pureza de costumbres y austeridad en las obras, porque de este modo obtendríase todo lo que aún falta del progreso infinito estáis llamados a conocer, hombres de la tierra.

En pequeños y pocos libros escritos de esta Escuela, ya encontráis explicado desde lo menos esencial hasta lo más indispensable y elevado para el bienestar y placer que ha de hacer grato al hombre el trabajo, proporcionándole del mismo modo horas de descanso provechoso, no sólo para reponer las fuerzas de la materia sino para solazar el espíritu en el estudio y cada obrero podrá ser instruido y consciente, librándose así de agobios, vicios y pasiones que hoy se levantan en el hombre, mas por ignorancia y carencia absoluta de ocupación intelectual, que por fatigas físicas.

Que la acción del espíritu se hace sentir hoy como siempre, es una verdad, un hecho, algo que existe, pero que no se ha comprendido, porque nadie quiere tomarse el trabajo de estudiarla; es algo como lo que impulsa al telégrafo sin hilos, cuya existencia se desconocía, pero que siempre fue y sólo se ha manifestado cuando la Ley de Justicia lo ha permitido, como se manifestarán otras cosas que sabréis cuando sea hora de instalar aquel otro aparato más importante de que os he hablado en otra ocasión, de cuyos secretos, solo la Escuela, el maestro lo tiene.

Hermanos míos: ¿a dónde tenéis aún que llegar? Pero no será sin antes haber limpiado y desprejuiciado hasta quedar pulido y brillante como luz potente. Hermanos, vuestros pensamientos jamás deben ser enfangados en lodazales de odios; siempre mirar que el Padre os encomendó mirar como lirio purísimo la fibra de amor que lleváis dentro de vosotros. Jamás descuidéis mirar a vosotros mismos cuando veis falta en vuestro hermano, y siempre estudiándose cada uno a sí mismo, hasta hacerse grande para conseguir todo lo necesario para satisfacción y bienestar común; si bien intensa y profunda es la lucha que amarga tanto, es aun necesario el sacrificio hasta llegar a la meta del verdadero progreso espiritual, pero que sí los digo para que los comprendáis esos placeres espirituales que son los únicos precursores de positivas y grandes alegrías; necesario es que os aboquéis al estudio; vuestro hermano que os ama.

G. M.

Seim Seim
PALMIRA F. C. P., MENDOZA, ARGENTINA
Médium: J. A. P.

Paz y unión os deseo en el amor de Eloí, nuestro grande Padre.

Empezó la gran obra, y es deber de vosotros continuarla, en cumplimiento de vuestro deber juramentado, ya que fue ese el principal móvil de vuestra venida a esta hora de caos sin igual, como punto culminante de los tiempos presentes.

Os repito, vosotros, los juramentados, sois los llamados a pasar el rastrillo para extraer las malezas del jardín humano; vosotros, los juramentados, sois los jardineros que deberéis, con mano hábil, manejar la escardilla y la zapa, abrir el surco y cobijar la simiente de la fraternidad humana que es la felicidad del trabajo productivo y usufructo para todos.

No os estanquéis en el camino; no abandonéis vuestra parte en la gran obra de la fraternidad; no os detenga la apatía de vuestros hermanos volubles, dogmáticos o refractarios a la verdad del Progreso, por cuanto, esos hermanos, no razonan, obran bajo los efectos de una imposición ajena, sin comprender que son esclavos de lo que después se alejarán, pero antes sirven de instrumento ciego a las nefastas maniobras religiosas, y así es como sus cultivadores siguen obrando el mal, a costa de sus sostenedores, los cuales son sus primeras víctimas.

No os exijo un imposible de vuestra parte: sólo os pido el cumplimiento del deber en lo mejor posible, ya que sólo de vosotros los juramentados se podía esperar algo bueno. (Digo esto sin pretender desvalorar la obra hecha por los hermanos venidos antes del Juicio de mayoría).

No desmayéis al ser desoídos por las falanges humanas; no flaquear por nada negativo: el mérito y el éxito está en la perseverancia y continuidad de la divulgación de la verdad eterna.

No olvidéis que el "universo todo, es la gran Cátedra del Padre Creador", y unidas están sus aulas donde cada grado es un peldaño del progreso sin fin, que todos debemos buscar, siempre más allá.

Unión y perseverancia y mucho amor a lo que se ha confiado en vuestras manos, hasta conseguir que aumente el número de apóstoles que sirvan para regir como hombres, la santa Comuna de Amor y Ley, que entrará a regir, para coronar los esfuerzos de los que supieron merecerla y laborarla; para lo cual ya se os entrega, cuando la hora es llegada, el Código de Amor Universal que la regirá.

Espero no echéis en el vacío lo que os digo, y que el pedido de amor que os hago será escuchado, por lo que me regocijo, y al alejarme de vosotros os cubro con mi grande amor, pidiendo al Padre Eloí os ilumine en el camino de la vida y os inspire para el éxito común con la Justicia. Buenas noches.

Vuestro hermano.

Seim Seim.