340815n40

AUTOFONICAS

L. U. 1. -C. S. -E. V.

Recordando dichos y leyendo sentencias de los hombres, en un libro que pudo ser de más provecho, escribió el padre Kempen: "Ojalá fueras frío o caliente; pero porque eres tibio te vomitaré de mi boca". Y la Justicia, hoy encuentra tibios a los hombres en todos los terrenos del progreso y fríos en lo moral, espiritual y fraternal, y sólo encuentra cálidos y quemantes a los fanatizados de las religiones y concupiscentes degenerados. ¿No los has visto en los tres estados, en todas las provincias que en tu agitada gira has recorrido?.. Fríos; helados; yertos; los has encontrado en la moral fraternal que no la creen posible y apenas entran por eso en una tibieza peligrosa en el progreso y obras materiales, que den trabajo, pan y ganancias en los negocios, y así les resultan de una vida casi nula, pues no cubren las exigencias de la vida de desahogo del industrial y fallecen de hambre y miseria los que habían de vivir del trabajo y la languidez se apodera de ellos hasta parecer autómatas, que sin rumbo, caminan entristecidos y no pueden tener un buen pensamiento. ¿Pedir?... Ya saben la respuesta. ¡Vaya a trabajar, vago!... Es igual que entregarse al carcelero, y aún muchas veces es ultrajado; pero no consigue ni trabajo ni alimento.

En cambio; los cálidos y quemantes en el poder civil y religioso, hacen la gran coyunda; los unos, imponiendo lo que dan en llamar el principio de autoridad; los otros, invocando el mentido derecho divino, y ambos unidos, agobian al industrial y al productor con elevados impuestos siempre crecientes y nuevos, hasta no poder sostenerse y caen después de largos años de lucha, y al final, todo viene a pagarlo el que sólo sus brazos trajo como dote, que al fin de necesidades, se consumió su fuerte complexión, y, o ha de sucumbir como guiñapo en la deshonra de la vagancia forzosa, o ha de cometer lo que falsas leyes llaman delito: el robo; que no importa, que antes, legalmente, por la explotación inicua o el amaño que esas leyes permiten, o por la coima que encargados de hacer cumplir las leyes reciben de los explotadores y ya, nada ven, sino la cantidad de la coima. La explotación y la miseria, no la ven.

Tocamos hoy este punto, muy del día y delicado por ciento, porque ya, ni el frío ni el tibio pueden vivir de su trabajo, y por que estos no pueden vivir, los cálidos quemantes, ven también su irremediable caída; su aparatosa caída; la caída de la que no se levantarán más, y unidos, los poderes civiles traicionando a sus pueblos, esclavizando a sus pueblos, y los poderes religiosos que exigen esa esclavitud, esa traición, unidos, repito, juegan su última carta; que aunque con todas las mañas, trampas y falacias de siempre, pero ahora, añadiendo el resto de sus audacias y del miedo que hace hacer el miedo del que sabe que está perdido, extreman sus manejos de todo orden, sus influencias y ganchos, pero fracasan ruidosamente y... ¡Si un átomo de digno orgullo, un miligramo de dignidad humana tuvieran, quemarían sus ídolo y bártulos y declararían la impotencia de sus dioses y se rendirían a la evidencia de la moral, del progreso, de la fraternidad que el pueblo quiere, que el pueblo exige y que el pueblo consiguió del Padre, el que ya dijo: ¡Cúmplase! Y prisa se dan los ejecutores preparando las cosas del máximo acontecimiento, que una vez sólo sucede en cada mundo. ¿Por qué no se oponen los falaces ministros de dioses falsos?... ¿Por qué no esquivan las catástrofes comerciales, bursátiles y geológicas y atmosféricas los poderes civiles y religiosos?... ¿No cantaron siempre milagros de Dios, de la divina providencia de Dios, del poder de los santos de Dios?... ¿Por qué no hacen ahora esos grandes milagros y su triunfo sería ruidoso y cantado?... ¡Y se dejan acusar de falsedad!.. ES que, ahora, el "Espiritismo Luz y Verdad", ha desmentido los milagros de siempre que nunca los tuvo. Es que, ahora, la "Escuela Magnético-Espiritual de la Comuna Universal", sienta firmemente, que todo efecto es de causa natural, y es que, ahora, se han cumplido "el tiempo, los tiempos y la mitad del tiempo" como dijera el profeta, envolviendo el secreto de los 36 siglos que señala el Testamento Secreto de Abraham, que a los dioses ni sus hábiles ministros, no les fue posible comprender ni resolver. Es el día de la confusión, es el día de la vergüenza de los falaces, es el día de la acción de la Justicia. Mas no es la Justicia ciega como mal la quieren representar vendados los ojos; la Justicia es toda ojos y no ha de herir por equívoco, por ciega, ni por miope. Hiere a entera vista y plena luz. Sabemos que el agobio es grande en el pueblo trabajador, único productor y único sufriente y quisiéramos quitarle en este mismo instante sus dolores y sufrimientos. Mas sabemos, que el golpe final lo desean más fuertemente los causantes de los males que los pueblos sufren, porque para ellos sería un manto que les cubriera sus desvergüenzas, sus perversidades y no sufrirán la desesperación de su impotencia y, no puede ser tan complaciente la Justicia. Han de ver su impotencia y la han de confesar poniéndola de manifiesto, como sus fracasos agónicos en esos congresos vergüenza que llaman eucarísticos. Pero muy poco necesitan los falaces para cantar triunfos entre sus fanatizados menguados, mermados, casi cero, y cero absoluto en cuanto verdaderos religiosos, que si alguno lo fuera, aunque sea error toda religión, merecería respeto; porque toda idea, por errada que sea, es digna de respeto en el que buena la cree; pero no puede creer nadie lo que no ve y no entiende, y, por tanto, es cero absoluto la fe religiosa.

Y el descubrir esto el pueblo, es lo que hace temblar a esos llamados ministros de Dios y sus feudos los poderes civiles que se supeditan a la falacia y la pagan, siendo por ello traidores a sus propias conciencias, prevaricadores a la constitución y soberanía de la patria y burladores de la opinión, siempre mayoritaria como antirreligiosa. ¿Cuántos delitos se comenten en esto?...

No bastará ya la falacia para nuevos engaños a los pueblos; no podrán ya los dioses pasar por omnipotentes, porque ya, el terror que usaron para imponerse no pueden invocarlo ni usarlo y, sólo como graznidos de aves de rapiña hambrientas, pueden sembrar en los débiles un temor que, pronto se disipa a la voz de la verdad que por doquier resuena, aún en la miseria, tristeza y agobios de los trabajadores.

Un poco de calma; unos instantes de espera con plena confianza os pide la acción de la justicia, obreros de todas las horas, labores y ciencias, porque no ha de dar gusto la Justicia al deseo de los perversos, de que el cataclismo, que saben que viene sea para cubrirse ellos y marchar a otra morada sin sufrir en ésta las vergüenzas de su impotencia y las rabias de no poder oponerse a la luz, a la verdad, a la fraternidad, porque con todo ello están divorciados.

En esta espera, hermanos trabajadores, estudiar a fondo las doctrinas de pura fraternidad; estrechar filas y abroquelaros más y más, para saber vivir la vida en la Comuna de Amor y Ley, que ya se disfruta en esas Colonias, remedo, sí, pero principio de lo grande de la comunidad de toda familia, viviendo una sola vida, un solo sentir, un solo amor, en una sola voluntad, en una sola Ley.

Ser, pues, cálidos y no fríos ni tibios y se os repite. Mirad alto, pensad hondo y aprended de todos, siendo vuestras palabras pocas y muchas vuestras obras, pues éstas sólo recoge LA BALANZA.

Por los Consejos Superiores.

E. V.

L. U. 1. -C. S. -El Secretario D.

Como hasta después de la Pascua Grande no habrá Autofónica, el Consejo recuerda al Maestro en su 68 aniversario, que cumple el día 19, y me encarga pida al Maestro que cuide más su materia; lo que cumplo con agrado y lo pido también en particular, pues aún hay mucho que luchar y también debe gozar en salud los triunfos de su obra. Saludos generales y por todos.

El Secretario D.

NOTA: -A propósito de este saludo, advertimos que la Pascua empieza el día 15 y termina el 19 con la presentación de niños a la Escuela. En este día, después de los actos de presentación, el cuadro cultural de la Cátedra Central pondrá en escena la comedia real "Lo que no ve el telescopio".

LA BALANZA.

MEDIANIMICAS

V.
CÁTEDRA "ENTEREZA" N° 98
Por el Médium JUAN ANTONIO PEREZ.
Palmira, F. C. P., Abril 27 de 1934.

Buenas noches, hermanos míos; salud y paz para todos os deseo:

Os saludo en esta visita que os hago en gira por las aulas donde se estudia la sabiduría, donde se practica la fraternidad y donde se ama de verdad, y en mi reconocimiento y convicción de que me entenderéis os digo: ¡Adelante, hermanos, con ENTEREZA DE VALOR, por la senda del deber en la fraternidad! ¡Adelante, hermanos, en las luchas por destruir los errores religiosos, ya que la justicia está de nuestro lado! ¡Adelante siempre, dando ejemplos de obreros conscientes y dispuestos a instruirse por el estudio, dispuestos siempre a vivir fraternalmente, a amarse y unidos progresar!

Sea para ustedes, hermanos míos, un buen ejemplo de mi última vida terrenal, en la que después de dejar mi trabajo de zapatero, siempre estaba dispuesto a ocupar la tribuna y hablar la verdad, que haría grandes y libres a los hombres, por lo que los conjurados me temían por ver en mí a un apóstol de la libertad, a un misionero de la verdadera fraternidad, a un libertador de esclavos, por lo que tuve que cargar con las descargas de odios de los magnates y de los religiosos, con los celos y miedos odiosos de los engreídos señores de la tierra, de los poderosos acaudillados, que veían por mis prédicas de justicia, amenazados sus menguados poderíos, por lo que los malos jueces me privaron de tan preciosa obra que con amor realizaba cada vez que podía, divulgando los conocimientos útiles a los obreros de las fábricas de la tierra toda, que como viles esclavos eran explotados por la casta patronal y sacerdotal, que apoyan siempre los malos gobiernos, y para ello cortaron mi existencia terrenal, dándole más brillo a mi personalidad de espíritu libre.

Recordad, hermanos todos, que los juramentados detractores siempre cortaron las vidas terrenas de sus hermanos libertadores de la ignorancia, de errores, de esclavitudes y de maldades, siempre usaron el terror de la muerte como pago del sacrificio de los apóstoles del bien, mientras que las castas sacerdotales siempre tomaron en mayor parte para su mayor usufructo, el bien que produce el obrero, al que esclaviza en la ignorancia, anestesiándole los sentidos y pintándole en la imaginación atrofiada, sus DIOSES, que castigan o perdonan si se revelan en contra o se arrodillan ante sus parásitos ministros.

Ved vosotros, hermanos, por lo que ocurre en el mundo, en la incomprensión a que se ha llegado, que pronto habrán novedades de interés general, y mejor aún, para los hombres que aman y desean la fraternidad entre las naciones de la tierra, ya se ve que empieza a vibrar el fiel de LA BALANZA de la Justicia, y pronto seguirán rodando cetros, espadas ensangrentadas y cruces y dioses religiosos, que si la justicia demora algún tiempo su obra bienhechora, es para que los que serán desterrados de este plantel; realicen algún esfuerzo que pueda salvarlos y quedar en esta morada, pero que en el uso de su relativo libre albedrío, abusan y esa será su perdición. Otra vez os diré más.

Paz y unión para todos. Buenas noches.

V.