340715n38

AUTOFÓNICAS

L. U. 1. -C. S. -E. V.

Con días de antelación haces vibrar el Autófono. Mides el tiempo; estás en momentos de viaje, de descanso de la mente, sí pero de la materia no, y bueno sería que fuese de descanso de ésta; pero el cambio de ambiente, el aire y el campo la repondrán en las fuerzas, acaso, exageradamente gatadas para una humanidad aún rebelde a la verdad. Mas es la ley la que ordena; es el Amor del Padre que llama a sus misioneros para que lleven su voz de llamado amoroso a todos sus hijos sin acordarse de su rebeldía, de su desamor a los que siempre les enseñaron la verdad de la vida eterna y continuada.

Mas, también, en ese extremo amor que nosotros comprendemos, hoy va un sello terminante, que dice: "Basta de Cruz y de Espada"; un "hasta aquí" a la perversidad y en definitiva el largo tiempo esperado "Cúmplase". LAs sentencias que indican quitar totalmente los estorbos; liquidar enteramente los bártulos y dioses, únicos y verdaderos estorbos para la fraternidad decretada, tronos y altares o cruz y espada.

Y cumplimos el querer del Padre. ¿Mas qué tenemos que decir a los hombres, que en todos modos, de todas formas, en todos los tonos y con nuestro ejemplo cuando en amor nos hemos impuesto las duras penas y dolores de hacernos hombres en la tierra dejando por esos momentos la grandeza de los mundos para sufrir entre los terrestres las tristezas y agobios de los siglos más terribles de las venganzas, no de los dioses fantasmas sino de sus creadores, de sus sostenedora, cuyo dios forjado a su imagen y semejanza sólo son sus pasiones, sus concupiscencias insaciables?... Todo se les ha dicho a los hombres unas veces con bondades, otras con plagas que les hicieron sentir dolor; otras con la entereza en la exposición de la ley, la moral y el progreso hasta afrontar las ignominias de sus perversidades, hasta ser sacrificadas nuestras materias. ¿Cómo pago Egipto a Abraham, Jacob, José y Moisés? ¿Cómo pagó la Grecia a Antulio, Sóctrates y sus discípulos?... ¿Cómo pagó Roma a Servio Tulio y Cicerón, entre muchos otros?...

¿Cómo pagaron los secuaces de Salomón a Juan y Jesús con Daniel, Eliseo y tantos otros profetas?... ¿Cómo han pagado en las demás naciones de Europa a los avanzadores de las ciencias y el progreso y cómo se emplean?...¿Y aún cómo pagaron los pueblos de América a tantos misioneros que les trajeron libertad y leyes para ser grandes y libres como debe ser, como tiene que ser, como será a pesar de todo?... Aquí están José de San Martín, Rivadavia, Sarmiento, Belgrano y Alberdi entre otros, Bolívar y Miranda; Juárez, Hidalgo y Madero y.. el último, más doloroso por lo cobardemente asesinado, Sandino. ¿Cómo no había de ponerse el "Hasta aquí" y el "Cúmplase" del desalojo de las religiones y sus cohortes de concupiscentes creadores y sostenedores, provocadores sin conciencia de todo el mal que la humanidad sufrió en todos los tiempos y que hoy llegó a la natural pobreza y miseria y odios que la tierra sufre en su irremediable confusión y sed de sangre?... Dolor da ver los preparativos bélicos en todo el planeta; pero en justicia recta, no queremos ya evitar la guerra porque es hora del cumplimiento de lo anunciado por nuestra Escuela, aula de la Escuela Universal de nuestro Padre que en "Los Extremos se tocan" se dijo: "La guerra matará a la guerra". No hay otra solución y la ley obra con las armas que los hombres han preparado.

Lo prevenimos en momento solemne que nos conviene recordar aquí, para dejar en LA BALANZA ese testimonio. En los días del Juicio, teniendo a vuestra vista en espíritu a los que debían aprovechar la lección y ciegos obran lo contrario. Dijimos, en fecha 17 de Diciembre de 1911, entre otros párrafos:

"Venimos a restablecer el equilibrio de lo que habéis desequilibrado en nombre del mismo Dios; de éste traemos su Amor y poder; nuestra credencial es la Luz.

"Queremos evitar en lo posible el derramamiento de sangre y nos duele, que todo no lo podemos evitar, porque se oponen a la igualdad y al amor los que se alimentan del odio y de las supremacías.

"Pero ilustramos a las masas y atenuamos los odios y las represalias; mas, cuando estas masas hoy inconscientes, conozcan sus derechos tantas veces pisoteados; cuando conozcan que el sentimiento de patria lo achica y le es un grillete; cuando verá que por la supremática imposición y la ignorancia en que se le ha obligado a vivir lo embrutece; cuando conocerá que la injusticia de la Ley, hace al pueblo ser carne de cañón, carne del presidio y del manicomio; cuando verá la insidia de las leyes que ponen a la mujer en la cuesta resbaladiza por la necesidad y la obliga a ser carne del prostíbulo; cuando por la ilustración que le damos haga caer esas pantallas que le cubren los ojos... ¿Quién será capaz de contener toda la ira popular?... Nos duele, pero no podemos esperar más; nos multiplicamos y la inmensa mayoría siente el amor que inspiramos; pero hay tales ofensas hechas contra el pueblo, que entre esas multitudes es forzoso que haya alguna nota discordante. Las medicinas eficaces, todas son amargas; pero se dulcifican con los beneficios que rápidamente se experimentan. No es nuestra la culpa; la culpa no es del pueblo; la culpa es de los hombres de la concupiscencia que se atrincheran y hacen esfuerzos titánicos para mantener la mentira; pero es inútil su resistencia; ha llegado la hora del desalojo y ningún estado, ninguna nación defenderá la mentira, que será arrojada de sus castillos.

"Os decimos: La tierra toda es una sola nación que el hombre libremente puede habitar y poseer en lo que pertenezca y todos sois una misma familia, una misma cosa en todo el universo".

Recordados estos párrafos de aquellas fechas, lleguen por LA BALANZA a los que aún no hubieran oído esos preludios de profecía y advertencia que se cumplen contra la oposición de todas las religiones y sus secuaces religiosos y civiles, por su aún son capaces de sentir remordimientos de conciencia, les sea medicina que los cure de su aberrada ceguera; pero en todo caso habremos cumplido con nuestro deber en amor y justicia. Nada más.

Y dados los temas tocados que a todos incumben, no se da el Autófono a ninguna otra línea. Se te recomienda descansar cuanto te sea posible y que tengas presente advertencias recibidas.

E. V.

Francisco Xavier.
Colonia "Jaime", Pcia. Sgo. del Estero, Beltrán, Junio 10 de 1924.
Por el Médium ANTONIO YURICICH.

Buenas tardes, hermanos; que la Paz y el Amor sea siempre entre vosotros.

Loor, hermanos míos, estandarte del "Espiritismo Luz y Verdad". Loor y hosanna cantaréis al Padre, por la grandeza que os señala para el engrandecimiento de vuestra conciencia y el enriquecimiento de nuestro ser, porque, hermanos míos, veis establecidas tantas instituciones de la que no habéis recabado ni una millonésima parte de lo que es, de lo que será y de lo que debe ser el "Espiritismo Luz y Verdad"; luz resplandeciente que el Padre desde su centro envía a sus hijos de la tierra, para que se enriquezcan de amor; no de aquellos que llamáis santos dioses de ejércitos y de iras.

Es la hora que se ha de substituir de una vez para siempre, lo que sólo odio sembró entre los hombres, hermanos nuestros de la tierra; la antagónica religión que ya pasó en remate de subasta, y que también veis que nadie da nada por ella, porque sólo os dio bochornos de vergüenza, que hasta hoy, al recordar en vuestra conciencia aquella maldad, os avergüenza por la impudicia que tiene y sembró. Pero llegó la confirmación de una feliz comprensión y hacer ver el "Espiritismo Luz y Verdad", cuáles son sus causas y cuáles son los recursos que tiene la "Comuna de Amor y Ley" que el Padre señaló para la grandeza, para la unión y para la fraternidad de los hombres; porque si bien en esas constituciones que han establecido. Por la supremacía más aún que por la ignorancia de los que han desprestigiado al espíritu, como al valiente Strossmayer, que supo cumplir  su deber y sobre todos los aberrados tuvo su victoria y dio la luz del Espiritismo, que lo han calificado de loco e iluso.

Sí; toda la ilusión es la luz y la verdad que señala a ciencia exacta y a términos medios el Espiritismo; porque nada pasa desapercibido en la Ley de Justicia, porque todo está pesado y nada se da de regalo, sino que en justicia de a cada cual lo que se merece por sus obras y no como los defraudadores de la verdad, que por un pedazo de su ídolo Dios-Oro os daba la salvación, y sin ese oro, el infierno.

¡Despertad! Despertad ya, hombres, que la obra que anunciamos, veis el principio de ello en "Colonia Jaime", que os mostrará la grandeza que el Padre os dió; y, los soldados laboriosos que sabéis a ciencia exacta medir los pasos para poder hacer razón, ser voz que se oiga del Oriente hasta el Occidente, si bien los hombres hubieran sabido estudiar al valiente y fuerte Jaime que los guiaba en la ruta de la verdad, y que si así no fuera, ¿estaréis en este espejo que ya brilla?... No podría conduciros a un fracaso, pero si todos los que anhelan por la causa bien supiesen aportar su grano de arena como lo soportó Jaime, no tardaría en renovarse la faz de la tierra, porque en el Apocalipsis, ya lo anunció y cumpliéndose está.

Si han de aparecer nuevas tierras y nuevo sol y de los cuales será lavado y quitado todo lo que estorba y también el prejuicio en los hombres, y quedaría sólo amor y fraternidad que todos anheláis. Pero aún existe el egoísmo en los que deben prestar ayuda con poco sufrimiento, y muchas veces dicen ser abnegados; pero la Justicia lleva buena y justa nota.

Hermanos míos; si alegría os da ver un pequeño paso de vuestra fraternidad que de lo pequeño que es aún muchas veces os perdéis, si vierais en aquellos mundos "La Comuna de Amor y Ley", os causaría espanto aquella armonía y quizá no podríais permanecer en aquella felicidad y porque la luz os descubriría y no sabríais de donde penetra. Para que tal no suceda, sacrificaos aquí donde la Ley os llamó a un aprendizaje, y con vuestro trabajo llegaréis hasta aquella grandeza, siempre luchando con amor, y vuestra recompensa será por la Ley de Justicia, porque la ley de compensación os da todo lo que merecéis y un algo más.

Sacrificaos ahora, pues, hermanos míos, todos para todos, para que se sienta libre en vuestro terrón la paz, y que se solidarice la humanidad, la que no tendrá ya obstáculos ni estorbos, porque iréis por el camino llano, porque el Maestro dio bajo la Ley Suprema de Justicia la Ley de Amor; esa ley es la grandeza que señaló el Padre y encomendó explicarla e implantarla y se cumple.

Alerta y despertad, hermanos, que ya se marcó el último acto en la tierra. Que LA BALANZA de la justicia pese mis palabras y sea el sello a la grandeza de todos los hombres hermanos de la tierra.

Alerta y adelante; que la paz y el amor sea entre vosotros; os bendigo con el amor del Padre para poder cantar el hosanna.

Soy vuestro Maestro Superior del Plano que vine a traeros amor y alientos.

F. X.