340701n37

AUTOFONICAS

L. U. 1. -C. S. -J. E.

Y oigo la llamada. Juan o Eláas. el Autófono; y Elías y Juan, siendo dos personas y uno solo y el mismo espíritu, habla por la vibración Autófona a LA BALANZA, en el día que los amigos de los santos hacen fogatas a San Juan; protesto de ese adjetivo. Yo no soy ni fui Juan, ni cuando fui Elías. ¿Por qué me han hecho santo y católico, si el catolicismo nació trescientos años después que el esclavo Herodes, hiciera decapitarme?... Es a ése que debieron santificar. ¿Pues qué? ¿No han santificado a Stoc, Gregorio VII y a Arbúes?... En esos, hay las dos razones necesarias para ser santo católico: eran ignorantes de la verdad y fanáticos, por sus pasiones y perversidad.

Como Elías, fui no menos austero y fuerte que cuando Juan y... otra vez soy santo, San Elías, profeta de la religión católica, que aun estaba más lejos de fraguarse tal bestia, que cuando Juan fui.

Cada espíritu adquiere una cualidad propia en las luchas de sus existencias en los diferentes mundos donde tomamos cuerpos para continuar la obra de la creación. Yo adquirí la fortaleza que como Juan demostré, porque era la hora marcada de decir verdades a los supremáticos. No podía ver impasible los vicios de los déspotas, y no eran la vigésima parte de malos de lo que son hoy. hay una razón. Entonces, las religiones, casi no eran solo de nombre, y a veces bastaba la palabra de un profeta para hacerlas cambiar de rumbo hacia los humildes; No había nacido la bestia nueva: la 666 en orden de religiones positivas: la Católica; que recogería todo lo malo y nada de lo poco bueno que las anteriores tenían.

Y si entonces lancé el apóstrofe a los magnates, escribas y sacerdotes, "¿qué apóstrofe les lanzaría hoy a los mil veces más perversos, porque no aman pero que tampoco temen?"...

Mas ya no es hora de apóstrofes. Cuando Juan pude lanzarlos, porque veníamos yo y el hermano Jesús, a la siembra del amor y la libertad, anunciando el Juicio que todas las humanidades sufren cuando su progreso está en mayoría, y la humanidad de la tierra, que tan cara nos costó, llegó a ese progreso que es de conocerse como hermanos y pudo reclamar su juicio rehabilitante y, celebrado fue y sentenciados a dejar esta casa del Padre y pasar a otra de más bajo grado donde están en su auge las pasiones  que los domina aún a muchos de aquellos de mi tiempo, cuya sentencia se cumple en cada momento. ¿Por qué no ven impotencia y en vez de provocar la justicia la acatan en la corta transición de su existencia presente?...

¿Por qué no se desengañan los hombres que comulgan en las religiones, cuando como ahora ven la impotencia de sus dioses, sean éstos de Buda, de mahoma o de los Católicos, para evitar el derrumbe de sus templos lo mismo en la China y Japón, como en la América y Europa?... ¿De que modo ha de hablarles a las conciencias la Ley, si el horror de las guerras, el hambre, las pestes, la sequía, las inundaciones, las olas de calor, de fría en estaciones contrarias, nada les dicen esos dolores y agobios?... Mas los ciegos y sordos de voluntad, en sus conciencias verán y oirán a su pesar.

Verán caer sus castillos y templos, piedra por piedra y ladrillo por ladrillo, sintiendo la rabia y descompostura de su impotencia y, oirán con desesperación al trabajador llamarse y tratarse como hermanos. han oído y volverán a oír, porque es voz que se repite como eco terrible para los perversos, la palabra del Padre que por sus Consejos, de los que forma parte, han dicho y seguirán diciendo con potencia de justicia: "Basta de Cruz y de Espada" o de trono y altar si así lo comprendéis mejor; y... lo más tremendo; lo esperado por los que hemos sufrido nuestro amor a los hombres. El Padre, ante el clamor de la mayoría; cumplidas las treguas todas, a las sentencias del Juicio de Mayoría, ha puesto el... "Cúmplase"...

¿No lo veis?... ¿Por qué no os oponéis?... ¿Podréis exigir más amor a nosotros como espíritus guías, ni al hombre, que en la ley cumple lo que nosotros anunciamos? Quise repetiros estos designios del Creador, para que si sois capaces de amaros a vosotros mismos acatéis la ley y evitaros de volver pasos atrás; a los mundos, donde lucharéis con otros más fieros que vosotros para satisfacer vuestras concupiscencias y supremacía... Pensad.

Hermano mío. Cumplí con el llamado del Consejo y con mi deber de amor en este día en que me recordáis. Siempre con ti en la lucha que ya va siendo suave pendiente, pues la montaña abrupta ya no nos cubre el Sol de la verdad.

Amor, amor para todos dejo en LA BALANZA.

J. E.

No se da el autófono a otras líneas.

MEDIANIMICAS

José Echegaray
INTUICIÓN NÍTIDA, DE LA MÉDIUM ASESOR DEL CONSEJO, LUISA DÍAZ

¿En dónde están los que en espíritu se han juramentado se servir a la gran causa que se establece en este planeta tierra, como es la "Comuna de Amor y Ley"?

¿Es que han sido débiles, que se han dejado arrastrar por el ambiente, causa de sus mismos prejuicios dicho ambiente y dicha debilidad, por cuyo motivo fueron fáciles de alejar? ¿O es que se les hacía la cuesta muy costosa de subir? Desde luego, todas las cuestas; pero lo que nada cuesta, nada vale. ¿O es que ya se han creído sabios sin haber llegado todavía al primer grado de las matemáticas; o tal vez tenido envidia y querido pasar delante del hermano Maestro y por no conseguir su propósito se han dejado guiar por sus mismos prejuicios? Hay un adagio que dice: "para subir la cuesta, dame tu mulo; que las cuestas abajo, yo me las subo".

Pensarán, tal vez, que estaban haciendo un gran servicio de la Escuela y lo que se hace por el bien de todos, es para todos; puesto que el que bien hace, bien recibe, y más cuando el espíritu se ha juramentado a cumplir, ya es una obligación.

Mucho anhelamos los hermanos espirituales comunicarnos con nuestros hermanos encarnados, y traer puntos instructivos y marcar nuevos horizontes y, no quieren aprovechar nuestras desinteresadas instrucciones.

Algunos hermanos, después que se han instruido un poco, ya se creen que ascendieron más alto que el mismo Sol que nos alumbra; y cuando menos piensan, descienden mucho más hondo de lo que estaban antes de entrar en la Escuela. ¿La causa? Es que es una desgracia saber que se sabe; porque el hombre que sabe que no sabe, siempre tiene más deseos de saber, y el que se cree que sabe mucho, es el que menos sabe; porque el hombre, cuando llega a entrar en la matemática pura, ¡se ve en un campo tan grande, tan ancho y tan largo!...

Es decir, ve un panorama, un horizonte tan grande ante la ciencia, que ni el telescopio de más larga vista que usan los miopes para mirar las manchas que el Sol no tiene, es casi nada lo que con dicho telescopio se ve, de lo que abarca la materia pura. por eso, cuando yo me he compenetrado en la matemática pura, me he visto pequeño tan pequeño ante la ciencia, que dirige: "Sólo sé que nada sé", que del Maestro aprendí y ya nunca olvidé.

Y otra vez digo: que las matemáticas, unidas a la electricidad, es la ciencia que más puede llegar a comprender el hombre, porque es el grado máximo a que se consiguió llegar en la época presente; pero ¿qué comprende hoy el hombre de matemáticas? ¿Sabe el hombre discernir, medir ni pesar? No, porque no saben medir las consecuencias que sobre sus conciencias pesan por el mal uso que hacen de las leyes y de las ciencias, porque los pseudo-científicos, los pseudo-sabios y los pseudo-matemáticos, no pueden discernir, puesto que quieren ser super-hombres; y aunque no se visten de plumaje como los loros, como ellos, solamente, repiten lo que oyen, sin desarrollar sus cerebros, ni un solo punto científico más que lo que se les enseña, sin molestarse de las ecuaciones de prueba, para ver los errores de los padres de los loros.

Por eso yo, incito a los estudiantes de la doctrina espírita, a estudiar, hasta que sepan que no saben, y entonces recién comprenderán nuestras doctrinas, y que el progreso es infinito y en las ciencias, hijas de la esciencia, siempre encontrarán un más allá.

Pero esto lo comprenderán los hombres, cuando se salgan de lo material; cuando los hombres le den derecho a su propio yo; cuando los hombres rasguen el crepúsculo que les oculta la realidad y pasen de las tinieblas a la luz; y cuando los hombres se desdoblen para estudiar la realidad, entonces, recién comprenderán lo que es la matemática pura, y que, unida a "La electricidad, fuerza omnipotente y madre de todo lo creado" como así lo sentó el viejo profeta y Maestro de siempre, comprenderán que no puede ir más lejos el hombre en sabiduría; mas preguntarán algunos: ¿Cómo puede llegar más lejos el hombre, si el progreso es infinito y la vida es eterna y continuada y dice el emblema que siempre hay un más allá? Ojalá hagáis esa pregunta, a la que contesto yo, que también son infinitas las matemáticas y ellas son el "Espiritismo Luz y Verdad", y por eso mismo dije que el hombre no puede ir más allá en sabiduría, pero tendrá estudio eterno en la sabiduría, que sólo la tiene Eloí.

¡Matemáticas puras, sois esciencia
Y Rol del espíritu en su marcha!
Quien sabe estudiaros a conciencia,
Sólo son, los Quijotes, sin mancha.

José ECHEGARAY.

Benjamín Franklin
De "El Heraldo del Espiritismo"
Mayo 15 - 1934, México, D. F.
COMUNICACIÓN MEDIANÍMICA POR INTUICIÓN
Médium: Valentín Barbier

Paz, amor y progreso, amados hermanos.

¡¡Electricidad!!!... ¡Fuerza omnipotente y madre de todo lo creado!, dice nuestra Escuela. Es definición clara con expresión tan contundente que hasta el más ignorante puede profundizarla.

Todo es electricidad en la vida; de ahí que en la Proclama de nuestra Escuela, se diga que "Todo es magnetismo Espiritual" Quiere decir que, la electricidad, es desde nuestro Padre Eloí hasta la vibración más insignificante del último ION o CORPÚSCULO. Como electricidad que vida todo vibra; de ahí el movimiento constante de todo el Universo que así irradia desde su Centro, asiento de nuestro Padre; así, pues, hermanos míos, nuestro Espíritu es una partícula eléctrica emanada de aquel Centro; de ahí que las vibraciones etéreas sean su constante comunicación; no hay necesidad de la palabra, no hay necesidad de signos para su comunicación entre unos y otros.

La luz no es más que el efecto de esas vibraciones, y si un Espíritu vibra, se comprende que su luz se halla en razón directa a su potencialidad magnética, por lo que, a mayor potencia, luz más potente, luz más clara, luz más visible, llegando por esto algunos Espíritus a iluminar con su luz mundos y más mundos, como nuestro Maestro de Maestros que sabemos que su luz abarca siete y media nebulosas. Debemos, pues, hermanos, buscar esa potencialidad; pero esa potencialidad no se adquiere de regalo, es necesario trabajar, es necesario luchar contra todas las adversidades que se nos presentan en los tres órdenes: material, moral y espiritual, porque en todas formas encontramos quienes se oponen a que nosotros y son los que siempre desean estar encima de nosotros sin haber adquirido méritos, sino más bien haber ocasionado perjuicios en la forma que lo alcance su negro intelecto, sí, y es por esto que se les dice NEGROS, porque huyen de la luz y buscan la obscuridad de las tinieblas donde el perverso se encastilla para después arremeter a mansalva.

¡Todo es Magnetismo Espiritual, porque la electricidad es fuerza omnipotente y madre de todo lo creado!; esa fuerza que ya mi Espíritu conocía; es por esto que supe atraerla a un punto; a la punta del PARARRAYOS. Este pararrayos probó lo que ya en esta Escuela sabía yo, es decir: "La Ley de los Reflejos", o sea que, electricidad existe en la atmósfera y electricidad existe en la Tierra, por lo que mi pararrayos no hizo más que probar este axioma.

Hermanos míos, la luz sea con vosotros y que tengáis siempre presente que todo es electricidad en el Universo, siendo ésta la causa de que la menor vibración de vuestros pensamientos repercuta en todo él. Si todos los hombres tuvieran buenos pensamientos, la felicidad existiría en la Tierra; pero, los negros pensamientos, los que los fatídicos detractores ponen en juego en todo tiempo, son los que ocasionan esas tempestades de granizos y rayos y que hasta originan las conmociones terrenales. No otra es la causa, y de ahí que cada quien debamos usar nuestro propio pararrayos que es nuestro dinamismo espiritual para sabernos aislar de esas tempestades originadas por esos negros pensamientos que, si descargan sobre nosotros, pronto encuentran TIERRA para que nuestras materias no sufran.

Nuevamente mi amor os dejo para ir

SIEMPRE MÁS ALLÁ.

BENJAMÍN FRANKLIN...

Torreón, Coahuila, 3 de Agosto de 1933
(15-11-22, Nueva Era).

José Manuel Plowels
DE "EL PORVENIR ILUSTRADO", DE ABRIL 22, DE 1934. MONTERREY N. L. MÉXICO.

Párrafos del artículo "El rincón de la ciudad donde sufren su aislamiento desesperado los alienados. Condenados a la reclusión, a la desnudez, a todas las privaciones, además de carecer de razón en el cerebro y de luz en la conciencia".

LO QUE SE VE, LO QUE SE OYE, LO QUE SE PIENSA.

-Este otro loco es interesante- nos indicó el vigilante del departamento. -Se llama Julián. Expresa a veces ideas novedosas, extrañas.

Nos encaminamos a la celda No. 1, y estaba allí Julián, recostado en el fondo de su pocilga. Es blanco, de ojos azules, fornido, barba poblada y medio calvo.

-Este individuo no es de Nuevo León- se nos indicó. -Formaba parte de esas caravanas que Estados Unidos arrojó de su territorio, verdaderas piltrafas humanas agotadas y enloquecidas por el exceso del trabajo. Parece que este loco, antes leyó mucho; cita autores con mucha facilidad y habla de diversos países. Se dice médico y filósofo.

-¿Cómo estás, Julián?- le dijo el loquero.

Perezosamente se levantó y se aproximó a la reja. Su mirada extraviada intentó fijarla sobre para quienes él eran caras desconocidas, y con acento fuerte comenzó su peroración.

-En todos los palacios hay misterios y ocurren dramas, se traman conspiraciones, brotan intrigas. Pero los palacios guardan avaramente sus secretos hasta que, un día, se derrumban los gobiernos y la muchedumbre los invade y descubre lo que se ocultaba.

Hizo una breve pausa, inclinó la cabeza pegando la frente sobre una de las varillas de hierro, como si meditara en esa actitud, y continuó:

-Mis conocimientos no son empíricos, si no la resultante de largos años de meditación y estudio. Debo a mi madre haber arrancado a la Naturaleza mucho de lo que sé. De seguirse mi teoría, que es la teoría de muchos antiguos, no habría nacido Hoffman, ni Edgard Allan Poe, ni los Charles Baudelaire, que con su corte de horrores y refinamientos delictuosos y perjudiciales como drogas malignas, tóxicos centaes, son culpables de muchos males que envenenan al mundo. Creo que Darwin es una bestia y que deberían quemarle sus libros; Pateur un inútil y los médicos mentalidades que contribuyen a aumentar la mortalidad y a extender la influencia de las enfermedades. Mis conocimientos me han enseñado que todo es lógico conforme las ciencias ocultas. Así, la rabia, no requiere sueros, ni vacunas, sino sencillamente ajos. La enfermedad del apéndice se cura con limón después del segundo ataque; las dolencias del hígado se eliminan con carqueja. Y doy absolutas garantías de curación.

-A través de mi micrófono de radio- argumentamos dirigiéndonos a nuestros acompañantes,- este discurso sería interesante. Y digo de radio, porque nadie sabría que escuchaban a un loco, ya que es una forma de hacerse escuchar y encubrir realidades de múltiples incapacidades.

-Este es uno de sus momentos de lucidez- agregó el vigilante.- Es un loco que jamás pelea, permanece siempre sentado o acostado, pero callado. En ocasiones echa mano de un papel blanco y simula que lee, repitiendo esto mismo que ha dicho.

José Manuel Plowels.

Monterrey N. L., abril 24 de 1934

"Los niños y los locos dicen la verdad", dice un adagio. Ese Julián, en esa perorata, ha dicho muchas.